CALI DA OTRO PASO HACIA EL DESARME

CALI DA OTRO PASO HACIA EL DESARME

La Asamblea del Valle y el Concejo de Cali se sumaron a las protestas de las autoridades municipales y departamentales por el informe de la revista Semana sobre la violencia en la ciudad, al que consideraron como una afrenta contra la comarca vallecaucana. La protesta de los dos cuerpos colegiados se produjo en momentos en que la ciudad ponía en marcha un plan de desarme, con el fin de garantizar la seguridad del millón y medio de sus habitantes.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En las dos primeras noches de desarme civil (viernes y sábado), dispositivo que continuará mañana por la noche, fueron decomisadas cuarenta armas de fuego (20 y 20) y nueve beeppers.

Durante el control, entre las 6 de la noche y 6 de la mañana, se inmovilizaron cuatro vehículos, dos motocarros y cinco motocicletas.

Durante la primera noche de la prohibición no se registró ningún homicidio en Cali, de acuerdo con el reporte diario de la Policía Metropolitana. En la jornada del sábado, sin embargo, hubo siete muertos (cuatro con arma de fuego y tres con arma blanca).

El control se repetirá mañana en la jurisdicción de las siete estaciones de Policía que vivigilan la ciudad mediante patrullas motorizadas, grupos a pie y retenes fijos y móviles.

Miembros de la Policía consultados en distintos puestos de control indicaron que la ciudadanía en general acató la medida de la Alcaldía, que busca reducir los índices de violencia en la ciudad y que este año han dejado más de dos mil muertes violentas, en su mayoría con armas de fuego.

En cuanto al informe de la revista, una proposición aprobada por la Asamblea dice que por su imprecisión, enfoque y orientación, el mencionado artículo de Semana constituye una afrenta a la ciudadanía de Cali y del Valle del cauca .

Manifiesta también que la llamada medellinización de la ciudad no corresponde a la realidad y sólo sirve para crear confusión y sentimientos negativos en torno a las perspectivas de desarrollo de la ciudad.

Luego advertir que la violencia y desajustes sociales no son producto exclusivo de una ciudad, sino que afecta sin discriminación a todas las regiones del país, los diputados vallecaucanos rechazan enérgicamente el artículo Cali caliente de la revista y piden al Gobernador y al Alcalde un pronunciamiento oficial de rechazo .

El Concejo caleño, por su parte, expresa su más enérgica protesta por el artículo, que en su concepto pretende hacer creer que las virtudes que la consagraron como una ciudad pacífica... es hoy una urbe en estado de guerra y de zozobra .

Califica de dignas de una novela de guerra las razones esgrimidas por la publicación para sustentar la información y dice que la misma sólo causa mal y desazón a la sociedad.

En sentido similar se habían pronunciado previamente el alcalde Rodrigo Velasco Guerrero, la Iglesia y los gremios económicos de la ciudad. El Alcalde, inclusive, propuso a la clase empresarial vallecaucana no pautar publicidad en la revista, en razón al contenido del artículo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.