CARTA BOMBA AL ALCALDE DE VIENA

CARTA BOMBA AL ALCALDE DE VIENA

El alcalde de Viena, Helmut Zilk, resultó herido ayer al estallar una carta explosiva en su domicilio, en tanto que otras dos bombas fueron desactivadas, lo que lleva a seis el número de atentados registrados en tres días contra defensores de minorías e inmigrantes. Tres de las seis cartas con explosivos enviadas desde el viernes estallaron e hirieron a cuatro personas.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los atentados estuvieron dirigidos a periodistas, sacerdotes y otras personas vinculadas a los derechos de las minorías o a la comunidad de inmigrantes en Austria.

Zilk, de 66 años, fue herido al abrir la correspondencia en su casa, a la llegada de un viaje a Zurich, Suiza, señalaron la agencia y la cadena televisiva ORF.

Hans Mayr, vicealcalde de la capital, declaró a la televisión que Zilk fue herido en el brazo izquierdo y la mano, y que quizás tendrían que amputarle algunos dedos, pero aclaró que su vida no corría peligro.

Zilk fue llevado a un hospital de Viena, donde fue operado de urgencia. Su esposa, Dagmar Koller, estaba bajo tratamiento en el mismo hospital por una crisis nerviosa, pero no fue herida en el atentado, dijo Mayr.

Zilk, uno de los más abiertos defensores de los derechos de minorías en Austria y estrechamente vinculado a la comunidad judía, es la cuarta persona herida en una serie de atentados con bombas, que han despertado el temor de que esté aumentando la violencia de derecha.

Por lo que hemos visto, hay conexión con las otras cartas-bomba , dijo Mayr, y exhortó a toda la gente en la vida pública a poner cuidado especial al abrir y examinar la correspondencia .

El presidente de Austria Thomas Klestil visitó a Zilk en el hospital y dijo que estaba profundamente consternado y apabullado por el ataque.

Tres personas fueron heridas el viernes cuando estalló la primera de las cartas con explosivos.

La cuarta fue descubierta esta mañana en el sur del país, anunció el ministo del Interior Franz Loeschnak.

Hasta el momento, Austria había estado exenta de la violencia xenofóbica que se desarrolló en Alemania, pero ha aumentado un sentimiento antiextranjero, alimentado en parte por la llegada de refugiados de la desmembrada Yugoslavia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.