OSCAR PRENDE MOTORES

OSCAR PRENDE MOTORES

Con la llegada de diciembre, Hollywood entró de lleno en la campaña del Oscar de 1994 con el próximo estreno de las últimas grandes producciones del año que lucharán por conquistar la presiada estatuilla del cine. Para poder competir en la carrera de los premios Oscar, que serán concedidos el próximo 21 de marzo, una película debe estrenarse en Estados Unidos antes del 31 de diciembre de este año.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Con esta perspectiva y con la idea de que, cuanto más tarde sea el estreno más se acordarán del filme los votantes de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, las superproducciones del año llegan este mes a las salas oscuras.

Hay que destacar, sin embargo, algunas excepciones, como The Age of innocence, la película de Martin Scorsese, considerada como una de las favoritas, que se estrenó en septiembre, o El piano, de la australiana Jane Campion, que está en las salas de cine estadounidenses desde hace algo más de un mes.

Uno de los valores seguros para el premio a la mejor película es Philadelphia, que se estrenará el 22 de diciembre y en la que Tom Hanks protagoniza a un homosexual con sida: es la primera gran producción de Hollywood dirigida por Jonathan Demme sobre esta grave enfermedad, y, según los críticos, el éxito está garantizado.

Entre las demás películas que se estrenarán en las próximas semanas y pueden ser seleccionadas figuran La lista de Schindler, una historia del holocausto dirigida por Steven Spielberg (se estrena el 15 de este mes); Heaven and Earth, nuevo filme sobre Vietnam, de Oliver Stone (estreno el 25); Geronimo, la historia del guerrero indio dirigida por Walter Hill (estreno el 10), y The pelican brief, filme policíaco de Alan Pakula (estreno el 17).

Son favoritas también algunas películas ya estrenadas: además de El piano y The age of innocence, habrá que contar con The remains of the day, de James Ivory; The Jo y Luck Club, de Wayne Wang, y El fugitivo, de Andrew Davis.

En la categoría de mejor actor, la elección será difícil entre las grandes interpretaciones masculinas: Tom Hanks, enfermo de sida en Philadelphia; Daniel Day-Lewis, acusado de terrorismo en In the name of the Father; Anthony Hopkins, mayordomo introvertido en The remains of the day; Denzel Washington, abogado en Philadelphia, y Harvey Keitel, sensible personaje de El piano.

Una vez más, los grandes papeles femeninos parecen ausentes en la producción cinematográfica: la clara favorita para todos los críticos es Holly Hunter, por su trabajo en El piano, ya premiado en el Festival de Cannes.

Pero, en la selección pueden estar también Michelle Pfeiffer, por su papel en The age of innocence; Angela Bassett, que interpreta el personaje de Tina Turner en What s love got to do with it?; Stockard Channing, por Six degrees of separation, y Debra Winger, por A dangerous woman.

Este año, uno de los grandes favoritos al premio al mejor director se llama Jane Campion, y es una mujer. Su película, El piano, ha llegado al mercado estadounidense con los laureles del Festival de Cannes.

El piano tal vez sea un filme demasiado lento para el público del Oscar, pero cuenta con una ventaja para promocionarse: su distribuidora es Miramax, un pequeño estudio que ha demostrado con The crying game y My left foot que sabe llevar una campaña publicitaria y que no tiene nada que envidiar a las grandes productoras.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.