PALIZA A KOHL EN ELECCIÓN MUNICIPAL

PALIZA A KOHL EN ELECCIÓN MUNICIPAL

El partido del canciller Helmut Kohl sufrió ayer una seria derrota en la primera prueba electoral para la reunificación alemana, al terminar en tercer lugar detrás del socialdemócrata, el principal de oposición, y del excomunista, según proyecciones. Los resultados extraoficiales de las elecciones para alcaldes y concejos municipales en cuatro ciudades y 1.700 poblados del estado oriental de Brandenburgo reflejaron la desilusión del electorado con las promesas incumplidas de una rápida prosperidad, ya que la recuperación económica no se ha asomado a esa área.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Los socialdemócratas, liberales de izquierda, obtuvieron el 36 por ciento de los votos, seguidos por el reconstruido Partido del Socialismo Democrático (ex comunistas) con el 22 por ciento, dijo un servicio de encuestas de opinión.

Los demócrata-cristianos de Kohl recibieron un 20 por ciento de los sufragios, en fuerte baja del 32 por ciento que tuvieron en las elecciones locales de mayo de 1990, las que precedieron por un mes a la reunificación de Alemania.

El otro partido de relieve, Demócrata Liberal, tuvo el 6 por ciento, al igual que el Partido de los Verdes, de izquierda, mientras que el resto fue dividido entre partidos pequeños y otros independientes.

La proyección del servicio de encuestas Infas se basó en consultas a 5.000 votantes en 100 puestos de votación. Ayer se daba por descontado que los ex comunistas se quederían con la alcaldía de la capital estatal, Postdam, y era muy probable que también ganaran la de Francfort.

La votación en el estado oriental de Brandenburgo cuyos resultados oficiales se conocerán hoy , fue seguida de cerca en todo el país, ya que se considera un ensayo de las elecciones estatales y federales del año próximo en todo el país.

No obstante, la asistencia a las urnas demostró la apatía de los ciudadanos, que hace sólo cuatro años dejaron atrás el totalitarismo. Sólo concurrió a votar la mitad de los 1,9 millones de votantes habilitados en Brandeburgo, en contraste con el 70 por ciento que participó en la votación local de mayo de 1990, la última de su tipo que hubo en la región este.

Kohl había sido reelecto en diciembre de 1990 con fuerte respaldo de esta área oriental, pero el costo de absorberla a la región occidental, junto con sus problemas, ha resultado muy elevado para todos los alemanes, traducido en desocupación, aumentados impuestos, y las primeras reducciones significativas en beneficios sociales que hubiera en la época de posguerra.

La desocupación en Brandeburgo supera el 15 por ciento, y en algunas zonas llega a un 40 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.