ALTA PARTICIPACIÓN

ALTA PARTICIPACIÓN

Los venezolanos acudieron masivamente a votar en las elecciones generales de ayer. Tanto, que cientos de personas se mantuvieron frente a los puestos de votación horas después del cierre de esta para tratar de ejercer su derecho ciudadano. El horario de votación era de 6 de la mañana a 4 de la tarde, pero de acuerdo con la ley electoral, varias mesas tuvieron que extender su horario para que nadie se quedara sin sufragar. Las autoridades habían calculado que la abstención sería de hasta el 40 por ciento, pero desde muy temprano este pronóstico fue descartado por la presencia masiva de los votantes. Anoche se calculaba una abstención del 20 por ciento.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Esta cifra es muy buena, si se compara con el índice de los comicios regionales de hace un año, que llegó a un preocupante 45 por ciento.

También contrario a las previsiones y gracias a los planes de seguridad, no se registaron disturbios durante las diez horas de jornada electoral. Las Fuerzas Armadas desplegaron más de treinta mil hombres, carros blindados y helicópteros.

Destacamos el hecho visible y notorio de la asistencia masiva de la población... eso nos llena de profunda alegría por el inmenso sentimiento democrático , dijo ayer por la tarde el presidente del Consejo Supremo Electoral, Isidro Morales.

Tenía años que no veía a Caracas tan tranquila , dijo el gobernador del Distrito Federal, César Rodríguez, quien aseguró a Radio Caracas Televisión que no tenía informes de alteraciones del orden público y que el mayor problema fue el retraso en la apertura de algunos centros electorales.

Con esta participación de los ciudadanos se liquida cuanto han sido vicios, corruptelas y fraude , dijo el presidente Ramón J. Velásquez.

Un ejemplo para imitar Pero el mejor ejemplo de la jornada lo dieron los viejos, que madrugaron como nadie para depositar su voto.

A las 5:30 había 37 personas haciendo fila para votar en un puesto de la Avenida Gallegos, el menor debía tener 55 años dijo un oficial de policía al corresponsal de EL TIEMPO.

Reinaldo Forbes, jubilado del Ministerio de Justicia, sintetizó lo que sentían todos sus coetáneos: Las amenazas de golpe son un recuerdo, pero el miedo está ahí, lo siento en mis nietos y en mis hijos. Para disiparlo madrugué... y creo que varios de los que estamos aquí madrugamos para lo mismo , dijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.