DINAMITADAS DOS TRANSPORTADORAS DE CARBÓN

DINAMITADAS DOS TRANSPORTADORAS DE CARBÓN

La Coordinadora Guerrillera (CG) lanzó ayer en los departamentos de Cesar y Santander una nueva ofensiva terrorista que dejó pérdidas por cerca de mil millones de pesos. El hecho más grave se registró al ser dinamitada otra vez la infraestructura petrolera, que dejó tres mil barriles de crudo derramado. En otro ataque de delincuentes de la guerrilla quemaron seis tractomulas.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El primer caso se presentó cuando un grupo subversivo del Eln incursionó en las instalaciones de las empresas transportadoras de carbón Carolina y Cargar y las dinamitó.

El fuego alcanzó y destruyó seis tractomulas. El hecho se presentó en La Jagua de Ibirico (Cesar).

Inicialmente, las autoridades del Cesar informaron que los vehículos habían sido quemados en un retén montado por los bandoleros, pero ayer se confirmó que fue durante un ataque con dinamita, granadas y fusiles a las sedes de las empresas.

La Policía indicó que siete sujetos armados y vestidos con prendas militares penetraron a Transportes Carolina y dinamitaron cinco tractomulas, una de ellas cargada con carbón y luego destruyeron las oficinas.

Esta empresa ha sido la más golpeada por las acciones terroristas de la guerrilla en el Cesar en los últimos tres años. El año pasado fue asesinado su propietario, Ambrosio Plata, en una emboscada en el Magdalena.

Los delincuentes también atacaron a la empresa Cargar, en donde incineraron una tractomula y dinamitaron las oficinas.

Durante los ataques, los miembros del Eln decían que era una reacción porque las regalías del carbón no se destinaban para el cumplimiento de programas de inversión social en La Jagua de Ibirico. Pero un oficial del Ejército dijo que se trata de una retaliación contra los transportadores por negarse a pagar la vacuna.

Mientras tanto, unos diez presuntos miembros de las Farc secuestraron en el corregimiento de Algarrobo, municipio de Fundación (Magdalena), a Manuel Antonio Arciniegas, a quien se llevaron en su vehículo.

Al tubo De otra parte, las autoridades informaron que unos tres mil barriles de petróleo fueron derramados luego de que la guerrilla realizara un nuevo antentado contra la infraestructura petrolera del país. El hecho se presentó en jurisdicción de Barrancabermeja (Santander).

La voladura ocurrió a las 10:30 de la mañana del sábado en el sitio Pozo Siete contra el tubo de la Texas Petroleum Company.

El ducto destruido llevaba crudo desde Puerto Boyacá hasta la terminal de Campo Galán, en esta ciudad. Este es el segundo ataque contra el oleoducto en las últimas 24 horas.

Entre tanto, tropas del batallón Luciano Del Huyer, con sede en San Vicente de Chucurí, neutralizaron un plan de los terroristas del Eln.

Los delincuentes pretendían accionar una carga explosiva durante las festividades que se desarrollaron el pasado fin de semana en la vereda Barro Amarillo, muy cercana al casco urbano de esta población, informaron voceros del batallón antiaéreo Nueva Granada.

Los delincuentes huyeron al notar la presencia del Ejército y abandonaron un fusil R-15, dos minas de alto poder explosivo, 600 metros de cable eléctrico, veinte metros de mecha lenta, varios uniformes de la Policía Nacional adornados con distintivos de la guerrilla y material de intendencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.