ECONOMÍA Y NARCOTRÁFICO

ECONOMÍA Y NARCOTRÁFICO

La muerte de Pablo Escobar tiene, también, repercusiones importantes de tipo económico. Si al país le había ido bien en medio de la violencia y el terrorismo, es posible pensar que le pueda ir mucho mejor en un ambiente de tranquilidad o, por lo menos, de menor incertidumbre. O, como se escucha en algunos círculos empresariales, que el país se dispare . Es un hecho que el narcotráfico, y en particular el narcoterrorismo, han manchado profundamente la imagen internacional de Colombia. Quienes en razón de su oficio deben desplazarse frecuentemente al exterior, así han podido constatarlo desde hace muchos años. Si se formula un comentario positivo sobre el desempeño económico colombiano, siempre los extranjeros argumentan que ello es debido a los dineros del tráfico de drogas. Y si se subraya la estabilidad de nuestra democracia, lo menos que se responde es que vivimos en una narcodemocracia.

06 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El abatimiento de Escobar equilibra, por tanto, la posición de Colombia frente a muchos otros países del mundo en desarrollo con alto potencial para la inversión extranjera, el comercio internacional y el crecimiento económico. Y en buena hora, en razón del avance que con respecto al resto del mundo nos ha traído consigo la apertura y todo este proceso para conectarnos con el exterior a través de nuevas relaciones comerciales. Mejora, desde luego, el trato con y de los Estados Unidos; se nos visualiza más positivamente desde Europa y el Japón; y pueden aprovecharse intensamente los nuevos acuerdos comerciales, como el del G-3, y el que estamos firmando con Chile.

No cabe duda, entonces, de que las oportunidades existen para que el país se dispare . Como tampoco de que con la muerte de Escobar no desaparecen ni el tráfico de drogas ni las dificultades que éste impone al manejo de la política económica. Porque contrariamente a lo que se cree, son más los costos que los beneficios para la economía de la existencia de la actividad del narcotráfico. Piénsese no más en los problemas que ocasiona el ingreso indeseado de dólares sobre la inflación y el nivel de la tasa de cambio, factores ambos que afectan la competitividad de la producción colombiana y que exigen el diseño de controles especiales por parte de las autoridades para evitar tanto el lavado de dólares como el endeudamiento de los particulares en el exterior, lo cual no deja de entorpecer y de incrementar los costos de la actividad financiera y, en general, de toda la económica.

Más importante, tal vez, la muerte de Escobar debería servir para que los dirigentes y las nuevas generaciones de colombianos se concentraran en continuar la construcción de un país en el cual si el crimen no paga el trabajo honrado sí lo haga. Porque el desarrollo económico y la justicia social solamente se logran con base en el esfuerzo, el sacrificio, y el ahorro que promueve la inversión de largo plazo en una economía. Y el narcotráfico, por definición, constituye la versión opuesta al desarrollo al destruir no sólo los valores morales de una sociedad sino, también, las bases de la economía como que hace imposible que se diversifiquen la producción y las exportaciones y se incrementen el empleo y el bienestar social. Es, utilizando una expresión de moda, el caso más extremo de la llamada Enfermedad holandesa .

Es de esperar que la muerte de Escobar renueve la confianza de nacionales y extranjeros en el futuro del país. Pero que esa confianza no se confunda con triunfalismo porque es mucho lo que hay por hacer para que la economía colombiana se afiance en la senda de la diversificación, el crecimiento y el progreso social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.