ESTAMPILLADA LA TUBERCULOSIS

ESTAMPILLADA LA TUBERCULOSIS

Con la aparición del sida, muchas cosas han cambiado y tendrán que cambiar. Una de ellas es la tuberculosis, una enfermedad que se creía controlada pero que se ha hecho más notoria y preocupante con el aumento de los casos de sida. La Organización Mundial de la Salud (OMS) descubrió que un tercio de la población mundial padece ya de tuberculosis. Y determinó, además, que cada año se declaran ocho millones de nuevos casos y que se esperan más de 30 millones de personas muertas por esta enfermedad en los próximos diez años. En Colombia, la situación no se diferencia del panorama internacional.

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Muchas personas creían que la tuberculosis había sido erradicada del país, pues los tenebrosos sanatorios, las numerosas personas infectadas y las campañas de prevención habían casi desaparecido.

Lo que sí era cierto es que el número de personas se había mantenido en un constante descenso hasta 1984, año en que el número de infectados comenzó a aumentar vertiginosamente por el sida.

Según Eduardo Guerrero Sandino, director de la Liga Antituberculosa y de enfermedades respiratorias de Colombia, cada año son descubiertos más de 11.000 nuevos casos de tuberculosis en el país, y se mantienen en tratamiento más de 20 mil tuberculosos.

Al contrario de Estados Unidos, Italia o Suiza, en donde la tuberculosis ataca en su mayoría a los enfermos de sida, en Colombia los más afectados son las personas de escasos recursos, que viven en muy malas condiciones sanitarias, mal alimentadas y en continuo hacinamiento .

EL virus del sida debilita el sistema inmunológico, situación que facilita la acción del bacilo de Koch, que produce la tuberculosis.

A medio pulmón A pesar de que el tratamiento para contrarrestar esta enfermedad es ciento por ciento efectivo en todas las personas, el principal problema que tiene el Ministerio de Salud y la Liga Antituberculosa es el abandono del tratamiento de las personas enfermas.

Días después de iniciado el tratamiento, los pacientes pierden todos los síntomas y no sienten ninguna molestia. Por esta razón dejan de tomar las drogas, pero la recaída es peor, porque la bacteria se ha vuelto más resistente al tratamiento , afirma Guerrero Sandino.

En el país, el 14 por ciento de los pacientes que inician el tratamiento no lo terminan, es decir que cada año 1.500 personas se dedican a distribuir el virus en todas partes. Los más afectados son su familia y sus amigos.

De acuerdo con la OMS, la mayoría de las transmisiones ocurren en hospitales, prisiones, y sitios en donde se reúnen las personas infectadas con el virus VIH.

De los 20.000 mil enfermos que hay en el país, el 85 por ciento son mayores y el 15 por ciento restante son menores de edad. La mayor incidencia ocurre en los viejos.

Las personas que abandonan el tratamiento o que no son diagnosticadas, pueden terminar con meningitis tuberculosa, probemas renales, óseos, genitales o fallas en cualquier órgano.

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud, financia el tratamiento de las personas afectadas por esta enfermedad. Este año fueron destinados mil millones de pesos para la financiación de medicamentos, sin contar los diagnósticos, exámenes y controles.

Con estos recursos, más los que entrega la Liga Antituberculosa, todo el tratamiento de una persona puede tener un costo de 30 mil pesos, frente a los 800 mil pesos que podría valer en una entidad no oficial.

Por ejemplo, una sola cápsula tiene un costo comercial de 800 pesos, en las entidades oficiales, y en la Liga tienen un valor de 45 pesos.

Por la Liga Desde hace 45 años la Liga Antituberculosa Colombiana, una institución sin ánimo de lucro y creada por Lorencita Villegas de Santos, viene trabajando por la salud de los enfermos más pobres de tuberculosis y por mejorar su núcleo familiar.

Para ayudar a esas personas que lo necesitan, la Liga tiene una red de 26 seccionales departamentales, en donde presta servicios de prevención, diagnóstico, laboratorio y consejería , afirma su presidente Luz Uribe Naranjo.

Además de estos servicios, los enfermos de escasos recursos reciben ayudas en alimentos, pasajes y medicamentos. Para cumplir este fin la Liga obtiene recursos a través de bingos, bazares y donaciones.

A los enfermos más pobres, esta entidad entrega más de 60 mercados para que mejoren su alimentación y la de su familia, ya que esto es fundamental para el tratamiento contra la tuberculosis. Cada uno de estos mercados tiene un costo de 290.000 pesos.

Pero los principales recursos los obtienen de la venta de la estampilla, que por ley, se vende en el mes de diciembre, en las oficinas de correos y papelerías de todo el país.

Nuestro mensaje es que las personas colaboren con la Liga, adhiriendo a toda la correspondencia la estampilla que tiene un valor de 20 pesos. Con esto, estarán ayudando a luchar contra la tuberculosis y a mejorar el nivel de vida de los pacientes , dijo Uribe Naranjo.

Para que Colombia pueda erradicar la tuberculosis, antes de los 170 años como lo dijo Antonio Pío, consultor de la OMS, es necesario continuar y fortalecer la lucha contra esta enfermedad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.