LAS CENTRALES OBRERAS NO ACEPTAN EL PROYECTO

LAS CENTRALES OBRERAS NO ACEPTAN EL PROYECTO

Dejar la salud en manos del sector privado, incrementar los aportes y las semanas de cotización, así como la reducción del monto de la pensión básica de jubilación, son algunos de los aspectos por los cuales las principales agremiaciones sindicales del país rechazan el proyecto de reforma a la seguridad social que hizo su trámite en el Congreso. La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General de Trabajadores Demócratas (CGTD) y la Federación Nacional de Trabajadores del Estado (Fenaltrace), coinciden en rechazar la iniciativa por considerarla nefasta para los empresarios, trabajadores y para el país en general.

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Es un error entregarle los servicios de salud a las Promotoras. Existe el peligro de que el servicio no se le siga prestando a los más necesitados, o que el paquete de salud integral que antes recibían en los hospitales se les reduzca considerablemente , aseguró Isaías Cristancho, uno de los directivos de la CUT.

También consideró perjudicial el aumento de los aportes para la seguridad social del 15 al 25,5 por ciento del salario, así como el aumento en las semanas de cotización en los fondos privados de pensiones.

Por su parte, el secretario adjunto de la CGTD, Yesid García, precisó que esa agremiación se opone a la creaión de los fondos de pensiones y a que el sector financiero maneje esos ahorros de los colombianos. Propone, en cambio, que se creen mecanismos para que el ISS maneje esos recursos en su portafolio de inversiones.

La confederación recuerda que el proyecto aumenta el número de semanas de cotización, incrementa los aportes, eleva la edad de jubilación y baja el monto de la pensión básica del 75 por ciento de los salarios al 65 por ciento. Todos, puntos que no aceptan.

También se opone a la forma como se calculará la pensión básica, la cual se promediará con base en los salarios de los últimos 10 años, o toda la vida laboral, y no sobre los dos últimos, como se hace actualmente.

Janet Corredor, de Fenaltrace, manifiestó que con la reforma a la seguridad social prácticamente se acaba con la pensión de jubilación y se deja a los trabajadores al arbitrio de su ahorro.

Los diez años sobre los que se liquidará la pensión de vejez sólo garantiza una pensión de salario mínimo para los trabajadores , aseguró.

Agregó que lo que se ha hecho es forzar un ahorro que será administrado por el sistema financiero e incentivar el empleo informal al incrementar el valor de los aportes de los empresarios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.