TEMEN SOBRECOSTOS LABORALES

TEMEN SOBRECOSTOS LABORALES

El mayor temor de industriales y comerciantes frente a las nuevas obligaciones que traerá la ley de seguridad social, se refiere a los sobrecostos laborales, las diferencias entre los dos sistemas de pensiones y la concentración de poderes que tendrá el Ministerio de Salud. Según voceros del sector privado, el nuevo régimen obligará a las empresas a realizar incrementos adicionales en los precios de sus productos o a castigar sus utilidades.

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

De esta manera, industriales y comerciantes podrán cubrir el aumento en la nómina que se originará con el reajuste en las cotizaciones para pensiones, y el cambio en la proporción de los aportes.

La nueva ley de seguridad social establece que los patrones deberán pagar el 75 por ciento de la cotización, y los trabajadores el 25 por ciento restante para el caso de pensiones. En la actualidad, los empresarios sólo asumen dos tercios del aporte.

La Asociación Nacional de Industriales (ANDI) se opuso desde un comienzo a la desproporcionalidad de las cotizaciones, argumentando el alto costo laboral que esto genera para las empresas.

Considera que este factor, unido al alza en los aportes, no sólo generará presiones inflacionarias, sino que los mayores costos laborales podrían ocasionar una pérdida de competitividad internacional de los bienes y servicios colombianos.

Según el presidente de la Asociación Colombiana de Confeccionistas, (Asconfección), Andrés de la Espriella, el mayor impacto recaerá sobre la pequeña y mediana empresa, que si bien es la que paga los salarios más bajos, que es una de las grandes contribuyes por su volumen de trabajadores.

A su juicio, los bienes producidos por este tipo de industrias, se van a traducir en un alza considerable en los precios, durante los primeros meses del año entrante.

Para el presidente de la Federación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Fedemetal), Luis Gustavo Flórez, este traslado del sobrecosto a los precios no va a ser posible en todos los sectores.

Considera que con la apertura económica, se disminuye el margen que tenían los empresarios para trasladar los sobrecostos a los consumidores.

En el caso de las industrias de su sector, afirma que el sacrificio se va a reflejar en las utilidades de las compañías, ya que en 1994 sólo piensan reajustar los precios de sus productos entre 14 y 15 por ciento.

A los empresarios también les preocupan las diferencias en las semanas de cotización que se exigen en los fondos privados y en el Instituto de Seguros Sociales (ISS), porque no permiten una verdadera competencia entre los dos sistemas.

Salud delegada Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Sabas Pretelt de la Vega, cuestionó algunos artículos de la reforma en salud.

Las mayores críticas se refieren a la concentración de poderes en el Ministerio de Salud, que será el encargado de fijar los servicios de los planes de atención médica para los colombianos.

Pretelt también cuestiona la posibilidad de que el Ministerio pueda canalizar recursos del sistema para financiar proyectos de salud.

Considera que las Empresas Promotoras de Salud quedan convertidas en simples delegatarias.

Nunca se había presentado tal intervencionismo del Estado , señaló el dirigente gremial, quien indicó que esta política va en contravía con el proceso de modernización del Estado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.