UCR RATIFICA ACUERDO MENEM-ALFONSÍN

UCR RATIFICA ACUERDO MENEM-ALFONSÍN

La convención nacional de la opositora Unión Cívica Radical (UCR) resolvió ayer apoyar la reforma constitucional que permitirá al presidente de Argentina, Carlos Menem, postularse para su reelección en 1995. El ex presidente Raúl Alfonsín, líder de la UCR), aplastó enérgicamente las resistencias internas en su partido al acuerdo que firmó con Menem.

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La Convención Nacional de la UCR deliberó en esta ciudad, situada a unos 800 kilómetros al suroeste de Buenos Aires, durante más de doce horas antes de votar la moción de Alfonsín.

El pacto suscrito el pasado 14 de noviembre en la finca presidencial de Olivos obtuvo 196 votos a favor y 87 en contra, según el recuento definitivo de los sufragios, que fueron nominales.

Esto indica que casi el 70 por ciento de los delegados a la Convención apoyaron la estrategia del jefe partidario, que regresó a la Presidencia de la UCR que había ejercido entre 1983 y 1990 dos días antes de mantener su reunión formal con Menem.

El acuerdo Menem-Alfonsín prevé, entre otros puntos, la redacción consensuada de un proyecto de reforma de la Constitución que incluya una cláusula para permitir la reelección del Jefe de Estado.

A cambio, Alfonsín reclamó la renuncia de tres de los nueve miembros de la Suprema Corte de Justicia, que ha sido criticada por toda la oposición por sus posiciones favorables al Ejecutivo.

Renuncias anunciadas Esta condición ya fue cumplida. La semana anterior renunciaron tres magistrados, incluido el presidente del máximo tribunal de justicia.

Alfonsín también consiguió que el oficialismo aceptara crear a través de la reforma constitucional el puesto de ministro coordinador del gabinete o primer ministro.

Con estas medidas, Alfonsín aspira a moderar el hiperpresidencialismo del sistema político argentino, según explicó en La Pampa.

Alfonsín abrió el debate de la Convención el viernes pasado por la noche con una convocatoria a la unión de las fuerzas progresistas , de cara a las elecciones generales de 1995, y a buscar un acuerdo social y económico con los demás partidos de oposición para controlar esta enorme concentración del poder que promueve Menem desde el Ejecutivo.

El ex jefe de Estado obtuvo esta importante victoria para su futuro político gracias a una alianza que tejió con el gobernador de la mediterránea provincia de Córdoba, Eduardo Angeloz, quien por vía de una reforma de la Carta Magna de ese Estado ya ha sido reelegido en dos ocasiones y gobierna desde hace diez años.

En una maratónica sesión, 35 oradores se sucedieron en el uso de la palabra y varios de ellos se cruzaron muy fuertes acusasiones, en momentos en que el radicalismo atraviesa la más grave crisis de las últimas décadas, según coinciden en señalar propios y extraños.

En un clima tenso, la barra de militantes opositores a Alfonsín, que apoyó a la minoría de convencionales que lideró el diputado electo bonaerense Federico Storani, interrumpió constantemente al jefe partidario durante el discurso que dirigió a la Convención para justificar su negociación con Menem.

Alfonsín acusó de fascistas a los seguidores de Storani, quien a su turno fustigó el arreglo del líder de la UCR con Menen al recordar que el ex presidente era su principal y más duro crítico hasta horas antes de la reunión del 14 de noviembre en Olivos.

El ex jefe de Estado (1983-1989) no fue menos duro con la oposición interna en el partido, y al contestar a Storani y a otros dirigentes señaló que si partimos de la base de que en el país todos son traidores, sátrapas o malhechores, mejor repartamos fusiles y no elijamos diputados o convencionales .

La ratificación del acuerdo abre la puerta a que una comisión de juristas integrada por todos los sectores elabore la propuesta de reforma de la UCR antes de entablar unas nuevas negociaciones con el oficialismo, para luego remitir al proyecto a la Cámara de Diputados su tratamiento.

El paso siguiente en el proceso de reforma constitucional será la votación en la Cámara Baja del proyecto que declara la necesidad y urgencia de producir cambios en la Carta Magna, con media sanción del Senado, y que será aprobado con las enmiendas de la UCR para regresar en revisión a la cámara de origen.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.