Y DESPUÉS DE ESCOBAR QUÉ

Y DESPUÉS DE ESCOBAR QUÉ

Vendetas? Secuestros de testaferros? Reacomodación de organizaciones intermedias de traficantes de narcóticos? Sometimiento de los capi di capi del Valle, la Costa y Santander...? Drástica reducción de la oferta de cocaína o explosión de cartelillos? Aparición de nuevos líderes criminales? Hay un amplio abanico de opciones, hipótesis e interrogantes tras la operación del Bloque de Búsqueda que a las 2:51 de la tarde del jueves puso fin a la vida del criminal más temerario y buscado de la última década en el mundo.

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Para empezar, hay una señal en las banderas blancas que izaron las sedes de Drogas La Rabaja en todo el país.

El deceso de Escobar --podría hacerse esa lectura-- ha puesto fin a cinco años de sangrienta guerra y enconada cacería entre los carteles de Cali y Medellín.

Por lo menos a cuenta de Cali, la operación del Bloque de Búsqueda marcaría el epílogo de la sangría que se desató con la detonación de un carro-bomba en el edificio Mónaco, la mañana del 11 de enero de 1988.

Las banderas intentarían llevar consigo la señal de que atrás han quedado los atentados a las sedes de Drogas La Rebaja, en 1989; los cadáveres en las afueras de Medellín y Cali, con letreros de Muerto por sapo o Por pertenecer al cartel de Medellín y las delaciones que concluyeron en confiscaciones de droga o en la baja de Gonzalo Rodríguez Gacha y en la captura de otros agentes del cartel de Medellín.

La razón de esa actitud? Los traficantes del Valle han liderado el grupo de 60 pezzonovantes que estarían dispuestos a presentarse junto con unos 200 enlaces a la Justicia, que han entrado en contacto con Procuraduría y Fiscalía y que, mientras expresaban sus reservas sobre el eventual tratamiento jurídico, esperaban un desenlace de la persecución a Pablo Escobar.

El fiscal Gustavo De Greiff, el ministro de Justicia, Andrés González, y el Procurador General de la Nación, Carlos Gustavo Arrieta, parecen confiar firmemente en un futuro sometimiento.

Coinciden en que hay ofertas serias de iniciar negociaciones definitivas de entrega antes de un mes y creen que hay más de una razón para creer que así será.

Quizá más que ningún otro sector del crimen organizado, los traficantes del Valle se saben el nuevo blanco de la acción oficial y de la presión estadounidense.

Ahora debe seguir el Cartel de Cali , dijo tajante el viernes el embajador de la Casa Blanca en Colombia, Morris D. Busby. Washigton reclama continuidad en los esfuerzos policivos porque no cree en la buen fe de las ofertas, desconfía de las penas que eventualmente pudiesen imponerse y ha expresado, a instancias del director de la DEA, que no cree en una reducción de la oferta de narcóticos hacia Estados Unidos.

Los traficantes, en cambio, parecen visualizar las eventuales prerrogativas jurídicas, la amenaza de una acción persistente y severa de las autoridades y la perspectiva de un futuro más o menos sin sobresaltos. Y de ahí el porqué de las banderas blancas.

Los traficantes del Valle requieren de un mínimo de certeza de pacto de paz entre las organizaciones de la mafia para evitar una medellinización de su proceso, para someterse y para, según ellos, reducir en un 60 por ciento la oferta de cocaína hacia Estados Unidos.

Más dudas Sólo esa reducción en la exportación de drogas podría convencer eventualmente a Washington de las bondades de la Política de sometimiento. Lo contrario, se asimilaría a una legalización de los narcos.

Lo que sí es díficil de determinar según Policía y Fiscalía es si la señal de las banderas blancas en los expendios de Drogas La Rebaja hará cesar las rencillas de un quinquenio entre organizaciones de traficantes.

Juan Pablo Escobar, el primogénito del jefe del Cartel, se declaró capaz de asesinar por sí solo a los h.p, que habían dado de baja a su padre, pocos minutos después de que se confirmó el deceso de Escobar.

Sin embargo, el mismo Juan Pablo Escobar se retractó unas horas después y dijo a través de un noticiero de televisión: Sólo quiero la paz para Colombia y para mi familia. No vengaré la muerte de mi padre... .

Aún más, el hijo mayor de Escobar pidió a quienes eventualmente pudiesen actuar que se abstuvieran de vengar la muerte de Escobar.

Qué piensan otros ex enlaces de Pablo Escobar? Qué cábalas se hacen entre rejas en Itagí? Es un misterio.

También cuántos ex auxiliadores de la organización respiran con alivio o cuántos creen que simplemente es el momento de reorganizar las cartas en el cartel? Hoy hay 25 hombres --entre los más próximos a Escobar-- en prisión y la Fiscalía confía en que al menos en una decena de casos podrá obtener condenas de hasta 20 años (ver recuadro). Sin embargo, otro asunto es la vigilancia sobre eventuales actividades criminales desde prisión. Con el deceso de Pablo Escobar --observa un veterano oficial de Policía-- ha desaparecido un símbolo y quizá la amenaza del narcoterrorismo. No así, la del tráfico ni la de la violencia.

Esa percepción ha llevado a diseñar desde el Ministerio de Defensa Nacional el Plan Consolidación de Medellín. En esencia, un cronograma de subactividades del Bloque de Búsqueda que apunta ahora a los testaferros de prestigio en el Cartel, las organizaciones de fachada tras el extinto Escobar y los jefes de bandas de sicarios.

No se puede ser tan ingenuo --sostiene un vocero policial-- para creer que las traficantes intermedios no intentarán organizarse ni para pensar que no vendrá una fase de violencia .

De hecho, diversos investigadores creen que a la muerte de Escobar seguirá en Antioquia lo que ocurrió en Cundinamarca tras la muerte de Gonzalo Rodríguez Gacha: secuestros entre testaferros y vendetas entre quienes intentan reorganizarse.

A su turno, el Fiscal De Greiff cree que es necesario prever un programa inmediato de reinserción social de los grupos de sicarios.

De Greiff ha visto con excepcional preocupación el asesinato de testigos de cargo como Guillermo Blandon, un ex agente del cartel que había persuadido a varios líderes de las comunas de promover un plan de microempresas. Si no se crean fuentes de empleo --enfatiza el Fiscal-- los asesinatos por contrato van a persistir...y se incrementará la criminalidad .

La Policía tiene cifras que corroboran esa percepción. Desde la fuga de Pablo Escobar de La Catedral --explica un oficial de inteligencia-- el asalto de bancos se ha incrementado en un 18 por ciento y el robo de vehículos ha crecido en un 39 por ciento .

Hay un ingrediente adicional aún sin explicar: Los Pepes . La organización que actuó en la clandestinidad contra Escobar llegó a constituirse en un aparato criminal importante. Y aún es pronto para saber si realmente se desmontará.

La experiencia Gacha ha revelado que muchos jefes paramilitares importantes han continuado operando y que han persistido en actividades delictivas.

Así, en la práctica, todo puede sobrevenir. Desde la entrega de los 60 narcos del Valle, la Costa y Santander, y la reducción de la oferta de drogas, hasta el que nuevos traficantes de cocaína ocupen esos espacios.

La Fiscalía tiene indicios de que importantes narcotraficantes de Bogotá no estarían en el paquete de los dispuestos a cesar en el negocio, o a someterse a la Justicia.

Y quizá por eso el propio Presidente César Gaviria ha evitado el triunfalismo y ha pedido paciencia, persistencia y dedicación.

El cartel en prisión Fabio Ochoa Vásquez. El 4 de octubre fue condenado a 8 años y medio de prisión por 6 delitos.

Juan David Ochoa Vásquez. Es el único no condenado de los Ochoa. La audiencia de terminación anticipada del proceso fue suspendida en noviembre pasado.

Jorge Luis Ochoa Vásquez. El 28 de mayo de 1993 la Fiscalía le impuso 8 años de prisión por los delitos de narcotráfico y enriquecimiento ilícito.

Roberto Escobar Gaviria, El Osito . Era procesado por enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir pero la Fiscalía cesó procedimiento en su contra por falta de pruebas. Afronta procesos por fuga de presos, secuestro extorsivo y porte ilegal de armas originados en su fuga.

Carlos Alzate Urquijo, Arete . Según la Policía, dirigía una de las más importantes bandas que realizan las operaciones terroristas a nombre del cartel. Sindicado del secuestro y muerte de los hermanos Moncada y Galeano. Luis Fernando Henao Giraldo, El Misil . Terrorista y sicario.Cursa un proceso por narcotráfico y otro por porte de armas.

William Cárdenas Calle, Lenguas . Está sindicado de la instalación de dos carrosbomba el 15 de febrero en Bogotá.

Jorge Eduardo Avendaño Arango, El Tato . Confesó el delito de narcotráfico. Afronta acusaciones por los delitos de fuga de presos, secuestro extorsivo y porte ilegal de armas, a partir de la fuga de La Catedral.

John Jairo Velásquez Vásquez, Popeye . Señalado como jefe militar del cartel de Medellín, fue vinculado en 1988 al asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos. Cuando se entregó confesó delitos de narcotráfico. También afronta el proceso originado en la fuga de La Catedral.

Otoniel de Jesús González Franco, Otto . En noviembre de 1992 fue llamado a juicio por testaferrato y enriquecimiento ilícito. La Fiscalía ha fijado tres veces fecha de audiencia por el delito de narcotráfico. También es procesado por la fuga de La Catedral.

Luis Carlos Aguilar Gallego, El Mugre . Tras la fuga manejó la seguridad de Escobar. Confesó narcotráfico y lo procesan por la fuga de La Catedral.

Juan Enrique Urquijo Gaviria. Fue llamado a juicio en noviembre de 1992 por el delito de encubrimiento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.