TRAS EL VOTO DE LA ARRECHERA

TRAS EL VOTO DE LA ARRECHERA

Una de las muchas cosas que ha desafiado Causa Radical desde su aparición en el panorama político venezolano --a finales de los 60-- son las encuestas. Y eso no sólo lo afirman ellos, sino lo confirman los hechos. Nosotros hemos derrotado siempre las encuestas , afirma Lucas Matéus, quien no sólo es uno de los fundadores de Causa-R y el médico personal de Andrés Velásquez, sino el poder detrás del trono. En el estado de Bolívar, uno de los más grandes e importantes de Venezuela, y cuyo gobernador es el actual candidato presidencial, jamás aparecimos en las encuestas, pero ganamos las elecciones . Y lo mismo sucedió, el año pasado, en Caracas con el triunfo del alcalde Aristóbulo Isturiz.

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Sentado en la desvencijada sala-recepción-centro de datos del movimiento, un sonriente Matéus afirma que la Causa ganará por avalancha gracias al voto de la arrechera (voto de castigo), y bien puede tener razón. Acababa de entrevistarse con un diplomático británico, tal como Velásquez lo hizo días antes con el embajador de EE.UU., y esperaba, en la noche, dialogar con el embajador chino.

En el intermedio y mientras esperaba la llegada de Velásquez, Matéus expuso los lineamientos políticos que animan la Causa-R, un verdadero fenómeno electoral en Venezuela. Usted es fundador de Causa Radical. Qué es Causa-R? Es un movimiento político, más que un partido, que pregona la tesis de la democracia radical. Esa es su ideología.

Nosotros no somos de derecha, de izquierda ni de centro. Somos demócratas radicales, lo cual quiere decir que no interpretamos la democracia como la simple circunscripción del pueblo, cada cinco años, para que detrás de una cortina negra, en tres minutos, decida la suerte del país. Porque a eso es a lo que se reduce la democracia en Venezuela.

También se dice que la nuestra es una democracia representantiva. Pero no representa a nadie porque se ha levantado una muralla tan grande entre el gobernante y el gobernado que, prácticamente, nosotros, los gobernados, no tenemos ningún acceso a quien gobierna. Y eso no puede ser democracia.

Nosotros interpretamos la democracia como aquella donde la participación de la gente se da. No es simplemente delegar el mandato en personas que la han de representar, sino que, efectivamente, en especial al nivel de los gobiernos locales, los ciudadanos participen en las decisiones que afectan su vida diaria.

Creemos en una democracia de raíz. Por eso es la r de radical , no de extremo. Ustedes van a ganar? Creo que sí. Y les van a entregar el poder? Sí. A nosotros pretendieron escamotearnos la victoria, en la primera candidatura de Andrés Velásquez a la gobernación, en el estado Bolívar, y la peleamos y ganamos.

Lo mismo sucedió en Caracas con el triunfo de Aristóbulo Isturiz. Pero la gente empezó a bajar de los cerros y a concentrarse en el centro de Caracas para reclamar su victoria. Y la tuvo.

De lo que he dicho se desprende por qué a nosotros, si ganamos, nos van a entregar el poder. Por más fuertes que sean, quién los va a proteger en el supuesto caso de que los militares se opongan a que Causa-R llegue a Miraflores? A nosotros, de un golpe militar, nos protege el pueblo. Además, no creo que las Fuerzas Armadas, como institución, vayan a dar un golpe de Estado. Ahora, eso no quiere decir que, como sucede en todos los países latinoamericanos, alguien no esté conspirando. Qué le significaría al país el triunfo de Caldera? Sabe quién puede, en el país, presentar una situación de inestabilidad? El gobierno de Rafael Caldera. Porque el único candidato que, en caso de ganar, no amplía su piso político sería Caldera. Porque lo de él no es un proyecto político sino electoral.

La crisis actual de Venezuela requiere, obviamente, más de cinco años para su solución. Lo de Rafael Caldera, con ese proyecto con gente tan disímil, donde hay personas desde el Opus Dei hasta comunistas, no puede haber saliva alguna, ni siquiera la electoral, que lo pegue. Eso se va a desintegrar.

El problema está en que esto va a producir una situación de muchísima inestabilidad en el país, y no inestabilidad por el lado militar, sino popular.

La solución de los problemas de aquí es difícil. Y el gobierno que llegue va a requerir un liderazgo muy grande porque los sacrificios no han terminado, comienzan. Parece anunciando una catástrofe...

Si gana Rafael Caldera, sí la estoy anunciando. Pero si ganan ustedes, lo que está anunciando son medidas más profundas de las que se han dado en materia económica? Sí. Pero cualquier medida que tomemos partirá de un apoyo popular muy grande. El problema de los pueblos cuando pasan por crisis económicas como la que nosotros atravesamos, no es el reclamo inmediato de bienestar, sino que vean luz en el túnel.

Y que quien tome las medidas tenga autoridad moral, liderazgo y sepa que lo hace por el futuro del país. Eso lo han demostrado naciones que han quedado en la bancarrota y se recuperan, siempre y cuando la gente comprenda hacia dónde va y su liderazgo tenga confianza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.