CORELCA NO QUIERE SOLTAR SUS LÍNEAS

CORELCA NO QUIERE SOLTAR SUS LÍNEAS

Si a Corelca le quitan las líneas de transmisión, como a Sansón su cabellera, perderá su fuerza como el principal factor de desarrollo económico y social y de la integración regional de la Costa Atlántica. La amenaza proviene del Gobierno, que en el proyecto de Ley Eléctrica que tramita el Congreso busca que se establezca que las líneas de alta tensión sean construidas y operadas por una empresa especializada, quedando Corelca como una entidad generadora exclusivamente.

04 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La misma amenaza se cierne sobre otras electrificadoras regionales como las Empresas Públicas de Medellín (EPM) y la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá (EEEB).

Pero el ministro de Minas, Guido Nule Amín, insiste en que es lo mejor para estimular la competencia y que en futuro las garantías serán para quienes se acojan a la división de funciones.

Efectos Según Corelca, si las obligan a transferir sus líneas se producirían los siguientes efectos: Pérdida de la máxima fortaleza actual de la empresa, traducida en al alto valor económico y estratégico del sistema de transmisión de 220 kilovoltios y su Centro de Despacho.

Al perder la integración vertical hoy existente (generación-transmisión), se anulan las ventajas competitivas y comparativas que esto representa, lo cual debilita la capacidad de negociación y la oportunidad de desarrollar nuevos mercados a partir de la prestación de servicios técnicos, pues la empresa queda reducida a una pequeña unidad de control de inversiones.

El Gobierno carece de suficientes competencias para obligar a EPM y EEEB a someterse a sus políticas porque estas son entidades del orden municipal. Por eso, mientras estas pueden seguir durmiendo en la cama, Corelca iría para el suelo. O todos en la cama o todos en el suelo, es lo que pide Corelca.

Finalmente, Corelca, que ha podido consolidarse como empresa regional, volvería a depender para sus futuros desarrollos de otras entidades, quedando reducida a su mínima expresión.

El ministro Nule Amín señala que no se le resta ninguna autonomía con el proyecto. Antes por el contrario, le da mayor capacidad a Corelca para invertir en las cosas que debe invertir, que es generación y de pronto distribución de baja tensión , precisó.

Agregó que lo que plantea el Gobierno es muy razonable al dividir lo que es generación, distribución y transmisión, porque conducirá a una mejor oferta de servicio y al fortalecimiento de la competencia en el sector para que el consumidor tenga diferentes opciones.

Precisó que hacia el futuro el Gobierno irá planteando fórmulas para que las garantías y los soportes de los nuevos proyectos solamente se los dé a las empresas en las cuales haya división de funciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.