OPERA PRIMERA:

OPERA PRIMERA:

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Más apto para sociólogos o sicoanalistas, que para lectores o críticos, es lo que sucede con nuestros jóvenes narradores en el exterior; dos óperas primas, de escritores no profesionales si tenemos en cuenta que derivan su sustento del periodismo y la cátedra, resultan finalistas en el Premio Rómulo Gallegos, uno de los más prestigiosos en la literatura latinoamericana: El rumor del astracán, de Azriel Bibliowicz, y Opio en las nubes, de Rafael Chaparro Madiedo, ganador el año anterior del premio de Colcultura. Esas novelas no pasaron, entre nosotros, de la reseña, el elogio o la destrucción desmesurada de los pontífices de coctel, expertos en el chascarrillo y el ditirambo, pero que a la hora de la verdad, no leen. En Venezuela, en cambio, fueron seleccionadas entre una gran cantidad de novelas postuladas desde todos los países de Hispanoamérica. Uno de los jurados, Fernando Alegría, hizo elogio de ellas y lamentó que sólo fuese posible la adjudicación de un premio.

Hace un par de semanas, en Santiago de Chile, Germán Santamaría fue galardonado con el primer premio en el Concurso Iberoamericano de Primeras Novelas Santiago del Nuevo Extremo, por su obra No morirás, escogida entre setenta libros que también llegaron de todos los países en los cuales se habla y escribe en español. Antoni Escarmeta, de Chile; Nélida Piñón, de Brasil, y Eduardo Gudiño, de Argentina, galardonaron por unanimidad a Santamaría y le dieron calificativos de prosa precisa, con imágenes muy elocuentes y tono narrativo muy contemporáneo , expresión de una nueva generación de escritores y otros por el estilo, virtualmente antagónicos con los juicios que aquí se formularon al mismo libro.

Qué pasa? Por qué la narrativa que aquí se mira con desdén o indiferencia cautiva en otras latitudes? Bien sabemos, además, que no todos nuestros vecinos latinoamericanos, ni mucho menos los españoles, están peor que nosotros. Entonces, por qué ganamos como visitantes y perdemos como locales? En otras palabras, si es usted escritor colombiano, no intente ser profeta en su tierra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.