OSWALDO, EL AS EN LA MANGA COPEYANA

OSWALDO, EL AS EN LA MANGA COPEYANA

Un ejecutivo de la política. Así se puede definir a Oswaldo Alvarez Paz, cadidato del Copei a la presidencia de Venezuela. Su sede de campaña así lo refleja: secretarias y asistentes que suben y bajan escaleras; la luz de neón, los computadores y el aire acondicionado trabajan día y noche; los teléfonos, incluidos los celulares, no dejan de repicar. Todo un agite destinado al triunfo de Oswaldo (así lo tratan todos).

04 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Tal vez por ese afán es que la entrevista se retrasa una hora. Mientras tanto, nos entretienen con un café servido en tacitas de porcelana blanca que llevan el eslogan de campaña: Pa lante!. Este detalle, así como los sillones de cuero que hay en su oficina, el impecable escritorio y los dorados marcos que guardan las fotos de sus seres queridos en una aparece con el propio ex presidente Caldera y el Papa Juan Pablo II , reflejan el perfil del candidato: un hombre dinámico que, a sus 50 años, lleva a cuestas la responsabilidad de devolverle a un Copei dividido, Miraflores.

Para ello este abogado y reelecto gobernador del estado Zulia, no ha escatimado esfuerzos. Pero hay que reconocer, también, que buena parte de los poderes económicos venezolanos se han encargado de apoyarlo en la tarea. Tal vez por este motivo, el discurso de Oswaldo Alvarez Paz resulta ser el más economicista de todos. Qué enfoque le dará usted a las relaciones colombo-venezolanas? Creo que, con mucha seriedad, debemos profundizar todavía más los procesos de integración que están en marcha.

Por otra parte, en lo político, Venezuela y Colombia deben ser verdaderos aliados, con el fin de poder resolver y enfrentar juntos problemas que les son comunes, y actuar unidos de cara al mundo. No hay materia que no pueda negociarse, bajo el ánimo de entendimiento y consolidación de la unidad entre ambas naciones, como existe ahora. Qué aspectos de la integración se deben profundizar? Los negocios entre ambos países se han multiplicado. El comercio formal entre Venezuela y Colombia, en el año 92, fue superior a los 2.000 milllones de dólares, por primera vez en muchísimo tiempo, lo cual es una señal de que en la medida en que se apoye el proceso integracionista, la gente responde.

En este campo hay, sin embargo, un problema. El de las migraciones de colombianos a Venezuela. Esto debe ser ordenado, por el bien de ambos países y de los mismos colombianos que vienen a trabajar. Soy de los que opinan, quizás por ser hombre de frontera, que la fuerza laboral que nos ha venido de Colombia, ha sido estupenda y útil para el desarrollo del Zulia, del Táchira, especialmente en el sector agropecuario, donde han sido insustituibles e insustituidos. En ese sentido, qué propone? Una formula similar a la de las visas de trabajo, que sea solicitada por el interesado y que, por parte de la fuente de trabajo, exista algún mecanismo de control de ese ciudadano en relación con su presencia en Venezuela.

Sin embargo, no hay que olvidar que en la frontera tenemos otros problemas, como son la subversión política y las derivaciones terroristas, las del narcotráfico, y las del contrabando. No sería ni malo pensar en la posibilidad de una autoridad integrada de frontera. De llegar a Miraflores, cómo va a manejar el tema del diferendo? Como se ha venido tratando hasta ahora. El tiempo que empleemos en conversar y en agotar el tema de conversaciones bilaterales directas, no será nunca tiempo perdido sino invertido. Este problema no se resuelve de la noche a la mañana. Hay que dejarlo madurar.

Buen perdedor Usted dijo que iba a defender su triunfo en las calles. Qué quiso decir con ello? Tengo la convicción de que voy a ganar con un margen verdaderamente importante, que le va a hacer perder cualquier legitimidad a cualquier protesta por los resultados.

Sin embargo, tanto Rafael Caldera como Andrés Velásquez han denunciado un posible fraude. Desde hace dos meses vienen cuestionando al Consejo Supremo Electoral (CSE) y al alto mando militar encargado de la Operación República (operación militar que le da soporte al proceso de elección). La actitud de estos señores nos hace presumir que, al verse derrotados, gritarán fraude y llamarán a la gente a la calle, provocando incidentes de consecuencias imprevisibles. Y cuando usted dice esto, no está alegando lo mismo? No. Hablo de salir a defender lo que el CSE y las FF.AA. digan. Interprétenlo en esa forma. Si pierde será un buen perdedor? Por supuesto que sí. Soy un demócrata en serio. Cómo ha afectado al Copei la salida de Caldera? Decir que la ida del partido del fundador no significa nada, es una necedad. Ahí se originó una confusión muy grande, que creo que en un alto porcentaje está atenuada. De nuestro electorado tradicional, un 70 por ciento está conmigo, un 24 con Caldera y el resto, indeciso.

El paquete Cuál va a ser su primera medida de gobierno frente al déficit fiscal? Creo que algunos de los lineamientos generales de la actual política económica deben mantenerse y perfeccionarse. Asimismo, se deben corregir algunos gravísimos errores que se cometieron innecesariamente.

El primero de los objetivos nacionales que proponemos es controlar la inflación, llevarla a cifras de un solo dígito en un plazo de cuatro años. Para eliminar el déficit tenemos que reformular y modernizar nuestro sistema tributario. Y no me refiero solamente al IVA, sino a muchas otras cosas: están pendientes los impuestos sobre los activos empresariales, sobre determinado tipo de transacciones financieras; el impuesto sobre la ventas tradicional hay que modernizarlo y mejorarlo en su mecanismo de recaudación.

El segundo aspecto se refiere al gasto público, que debe ser controlado eficazmente, pues no tengo muchas esperanzas de que se pueda disminuir en forma sustancial por razones obvias. En tercer lugar, tenemos un programa de transferencias a la sociedad civil (privatizaciones), que en los dos primeros años podrían producirle a la nación ingresos superiores a los 5.000 millones de dólares, con lo cual podríamos equilibrar nuestras cuentas, aunque teniendo mucho cuidado porque son ingresos que entrarán una sola vez.

De igual forma, y este es el cuarto aspecto, propongo profundizar la descentralización, trasladando a estados y municipios cualquier cantidad de funciones, que a nivel local pueden cumplirse más eficientemente. Y qué va a hacer con la devaluación? Los procesos de devaluación no se detienen por decreto ni con medidas artificiales. Aquí se ha trado, más bien, de contenerlos mediante una política monetaria que le ha permitido a la nación mantener intactas sus reservas internacionales. Si se cifra la lucha contra la inflación solamente en políticas monetarias, no habrá éxito. Por eso, hay que dominar la inflación por la vía del déficit, en primer lugar, y reformular la política de hidrocarburos. El suyo será un gobierno pluripartidista? Será un gobierno muy amplio, con participación de las verdaderas fuerzas motrices de este país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.