ESCOBAR: LO QUE VIENE AHORA

ESCOBAR: LO QUE VIENE AHORA

Es una mezcla indescriptible de extrañas y contradictorias emociones. De una parte un inmenso alivio al percibir y ojalá sea así que con la muerte de Pablo Escobar se pasa una dolorosa página de nuestra historia. Sensación que a veces se torna incómoda por ser la muerte violenta de un ser humano la que la produce. También de incredulidad. Mucha gente decía que hasta no ver el cadáver del hombre más buscado en la historia criminal del mundo no lo iba a creer. Las históricas y sensacionales fotos publicadas en primicia por este diario, al día siguiente de la muerte de Escobar, confirmaron lo que a muchos nos costaba trabajo creer: que se había hecho mortal y real todo un mito, y que en una fría loza de una morgue de Medellín yacía el cuerpo del hombre que encarnaba toda una época de terror. Escobar existía muchos de nosotros pensábamos que era un fantasma hecho leyenda y que por eso no lo podían encontrar murió en la única forma en que podía morir. Y a esas contradicciones se van agre

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Tenía que ocurrir. Era imposible que un solo hombre pudiera escabullírsele durante tanto tiempo a toda la fuerza pública que lo buscaba en medio de un escepticismo general. Y en una ciudad en la que tenía muchos más amigos y protectores de los que cualquiera pudiera imaginar. Prueba de ello fue esa extraña romería que lo acompañó hasta la tumba. Eran unas turbas a lo mejor agradecidas con los favores que recibieron que con gritos y aplausos querían manifestar una cuestionable admiración por el personaje.

De todas maneras ni los gritos de Pablo, Pablo , o las desgarradoras escenas de una familia casi que condenada al desprecio por el solo hecho de llevar un apellido, o las sentidas declaraciones de una madre que decía creer que su hijo no era tan malo y que perdonaba a quienes lo persiguieron para finalmente darle muerte, nada de esto borrará la estela de sangre que dejó Escobar. Creo que la época de los carro-bombas, de los secuestros y asesinatos a manos de sicarios, de las madres con los cuerpecitos destrozados de sus hijos en brazos, víctimas del salvaje narcoterrorismo que desató Escobar, no se les olvidará jamás a los colombianos. Y aunque éste es un pueblo sin memoria, la nefasta era de Escobar será por muchísimos años la más negra que haya tenido el país en su existencia. Ojalá no se vuelva a repetir.

Enterrado Escobar y con él todo lo que significó vivir entre la intimidación y el terror permanentes, deben venir mejores tiempos. No es que se vaya a acabar la violencia o el narcotráfico. Prácticamente desaparece o queda reducido a su mínima expresión el terrorismo indiscriminado muy del estilo de Escobar que convirtió a muchas ciudades del país en una especie de Beirut. Seguirá el terrorismo urbano al que echa mano la Coordinadora pero dirigido a objetivos mucho más concretos como las campañas políticas o empresas de inversionsitas extranjeros. Tendrá, eso sí, para neutralizarlo unos servicios de inteligencia altamente especializados y que aprendieron mucho de las andanzas de Escobar.

Se puede prever una entrega masiva de los integrantes de otros carteles, incluyendo el de Cali, que están en la tónica de resolver su situación judicial con las autoridades, a no ser que los encuentren primero. Sería de una inconcebible torpeza si no lo hicieran. Eliminado el principal enemigo lo que quieren es que los dejen en paz.

Queda, ahora sí, la urgencia de desescobarizar la agenda nacional y enfrentar con los mismos firmeza y empeño con que se persiguió al capo del narcotráfico las otras formas de violencia que tantos estragos hace en la vida colombiana. La excusa de Escobar se acabó y obliga al Gobierno a mostrar mejores resultados en otros frentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.