OTRA CHINGADA DE LAS CAIFAS

OTRA CHINGADA DE LAS CAIFAS

Ya van a ser 10 años desde cuando Alfonso André, Saúl Hernández y Alejandro Marcovich fundaron la banda Las Insólitas Imágenes de Aurora, un nombre que poco brilló en el ámbito rockero latino, pero que hoy, visto a la luz de la historia, tiene toda una importancia musical. Ese nombre medio anónimo cambió por uno mucho más llamativo que funcionó a las mil marravillas: Caifanes. Entonces, por esa época, hace un poco más de seis años, se sumaron a la banda Sabo Romo y Diego Herrera, conformándose así una institución hoy casi mitológica.

03 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Pero, como en el rock las cosas cambian y dan vueltas, de Caifanes se salieron Sabo y Diego y quedaron de nuevo Alfonso, Saúl y Alejandro. Por ello, en esta gira que ya casi culmina, de la que hizo parte el concierto que ofrecieron el martes pasado en el Coliseo El Campín junto a Vilma Palma e los vampiros y Compañía Ilimitada, los acompañaron sus nuevos integrantes, Federico Fong y Yann Zaragoza, dos excelentes músicos de la misma onda caifán.

Su sonido sigue siendo el mismo y su fórmula creativa continúa escarbando en lo visceral que para ellos es su raza, su tierra, sus mitos, y su posible religión que pocos conocen, pero sin darse cuenta, muchos practican.

Llevamos mucho tiempo en la música, en mi caso dice Alejandro son 25 años tocando guitarra y es lo que sabemos hacer. Ahora estamos más concientes de nuestra labor musical en la valoración de las raíces .

Y la transformación de su México querido la lograron a su manera. Su rock es en español, en español mexicano; sus canciones son de la tierra, de la tierra mexicana, y representan una conciencia nacional que aún no abandonan.

Estamos invadiendo las posibilidades creativas y a estas alturas de la carrera, tenemos muy claro que en la reafirmación y profesionalismo está la clave. Hay que escarbar en la intimidad de lo que somos, expresar la verdad interior en música y, naturalmente, cantar mejor , dice Saúl.

Un par de semanas más y culminan la gira de un año largo en la que atravesaron las Américas de cruz a cruz, predicando los sonidos de sus tres álbumes: Caifanes de 1988, Caifanes II de 1990 y El silencio de 1992, para comenzar su próximo trabajo, que se ya está cocinando en sus cabezas.

Estamos dando los primeros pasos en el proceso de la creación afirma Alfonso. En algunos ensayos, ya hemos comenzado a crear nuevas cosas que, le aseguro, van por misma onda. También estamos en el cambio de ideas, donde Saúl nos da las letras y nosotros le agregamos música y viceversa. Además, esa es nuestra actitud de defensa: ser necios .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.