FRÍO PARA UNA NOTICIA CALIENTE

FRÍO PARA UNA NOTICIA CALIENTE

La noticia dejó fríos a los bogotanos. Tanto que nadie se atrevió, en público, a decir o hacer algo. La tarde, partida en dos por un torrencial aguacero, terminó como si nada hubiera pasado. Mientras en puntos claves como Residencias Tequendama, la Policía Nacional y el Ministerio de Defensa, los periodistas se movían como hormigas para lograr declaraciones de altos mandos oficiales o de la esposa de Escobar, en las calles la vida seguía como siempre.

03 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

A pesar de la aparente indiferencia, en el momento en que la radio transmitió la noticia quienes se encontraban en fábricas, oficinas y dentro de buses, busetas y taxis, no lo podían creer. La sensación era de alivio y temor.

Reacciones Gustavo Salazar Pineda, exdefensor de Gonzalo Rodríguez Gacha y abogado de sometidos a la justicia, dijo: Como ser humano duele cualquier muerte, pero desde el punto de vista estrictamente jurídico, él cometió el error histórico más grande al haber tenido la oportunidad de haberse resometido a la justicia de Colombia, pues las leyes le brindaron toda la oportunidad de resocializarse y lo que hizo fue subestimar las fuerzas del Estado .

Horacio Gómez Aristizábal, penalista: Lo que no se le perdonaba a Pablo Escobar era su actitud sanguinaria. Pero más grave que todo es la actitud cómplice y complaciente de la clase dirigente antioqueña. No se hasta dónde el señor Escobar formuló resistancia, pues haberlo capturado como él mismo había anunciado, habría desenmascarado a grandes peces gordos que se beneficiaron con su imperio económico.

El Personero de Bogotá, Antonio Bustos Esguerra, dijo que es la demostración de que cuando las personas se ponen por fuera de la ley, y cuando, además no aceptan las condiciones que en esas circunstancias se les ofrecen para que se sometan, finalmente opera la legalidad, opera el respeto al derecho, opera la acción del Estado, como ha sucedido. Ha primado la ley, como debe primar en todo Estado de derecho .

Herman Arias, Secretario de Gobierno del Distrito: Queda probado que definitivamente una sociedad organizada no puede ser sometida por la acción de unas personas que están al margen de la ley, por poderosas que ellas sean. Esto demuestra que no existe ningún país pequeño, ni ningún delincuente lo suficientemente grande, como para poder acorralar a todas la instituciones .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.