OTRA CARA DE LA VIDA REAL

OTRA CARA DE LA VIDA REAL

Qué curiosa asociación se me ocurre entre la charla de Pacheco con dos reclusas a todas luces rehabilitadas y lo comentado por Enrique Peñalosa en estas páginas sobre las responsabilidades y el esfuerzo individual...

31 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Aparentemente Pacheco planeó las entrevistas preocupado por esas pobres mujeres obligadas en razón de su condena a pasar la Navidad y el Año Nuevo en la cárcel, pero tanto él como los televidentes nos llevamos gran sorpresa.

Vimos y escuchamos a dos mujeres ejemplares, que transmiten optimismo y esperanza social, explicando cómo las fiestas de fin de año que ellas celebran en comunidad en sus patios, complementan la sensación de paz y reivindicación con la vida que han venido logrando en un proceso de reflexión y trabajo sobre sí mismas, con el acompañamiento de personas que vienen a la prisión para desarrollar esa labor de rehabilitación. Es decir, proceso de acompañamiento para obtener logros mediante la responsabilidad y el esfuerzo individual, dentro de un sentido de comunidad.

Sorprende mucho el caso de las reclusas precisamente porque se trata de reclusas, pero también sorprende mucho este tipo de procesos donde confluyen los tres elementos -comunidad, acompañamiento, trabajo personal- cuando se desarrollan en otros muy diversos tipos de contextos, de los cuales hay innumerables ejemplos en la vida real: admira por los buenos resultados.

La curiosa asociación que se me ocurre es entre lo práctico que nos mostró Pacheco y lo analítico que nos presentó Peñalosa.

A decir verdad, digo curiosa asociación porque comprendo que no es usual relacionar las cosas de esta manera; lo usual más bien es el divorcio entre el análisis macro y la anecdótica realidad práctica, y en ese orden de ideas lo que me parece curioso es tal vez haberme encontrado el análisis de Peñalosa precisamente la mañana siguiente al programa de Pacheco, pues es como quien dice que se cuecen habas de las mismas en tan distintas partes...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.