JERICÓ, UN MUNICIPIO DE ALTURA

JERICÓ, UN MUNICIPIO DE ALTURA

Historia Cheva o Chiva es pueblo anterior a la conquista. El caserío, asiento de la tribu de Los Laches, estuvo gobernado por un cacique. En la búsqueda de la Casa del Sol, adoratorio indígena que se decía guardaba mayores riquezas que el Templo del Sol de Sogamoso, Hernán Pérez de Quesada partió de Sogamoso por la margen derecha del río Chicamocha, encontrando a Uva, el primer pueblo Lache y que al parecer era el caserío llamado Cheva. Sus pobladores enfrentaron a los visitantes sin lograrlos dominar, viéndose obligados a buscar protección en la población de Chita. En Cheva, el ejército de Hernán Pérez encontró las casas cubiertas de paja, construidas de piedras sin labrar y en ellas se alojaron y se aprovisionaron de los alimentos que necesitaban.

30 de diciembre 1994 , 12:00 a.m.

Los primeros evangelizadores que llegaron a Cheva fueron los padres agustinos, en el siglo XVII.

Según el escritor Basilio Vicente de Oviedo, el curato del pueblo de Cheva, tres jornadas distantes de Tunja, hacia el norte, inmediato al pueblo de Chita, de temperamento templado, su sitio entre unos cerros y con la epidemia de muchos cotos en sus naturales, su iglesia pobre, con poco ornamento, tendrá de 30 a 40 vecinos, poco más o menos. Produce los ordinarios frutos de tierra fría, trigo, turmas, etc...

Cheva adhirió al movimiento de los Comuneros del Socorro, en 1781. Juan Antonio Pineda fue el primer alcalde pedáneo de la parroquia de Cheva, quien se posesionó el 6 de junio de l780.

En la Constitución de Tunja, el 9 de diciembre de 1811, Cheva se hizo representar por Andrés José Forero. Cuando Tunja proclamó su independencia de España, el 10 de diciembre de 1813, Cheva también estuvo representada por el mismo Andrés José Forero.

En 1842 y 1843, al reformarse la Constitución Política que dividió el territorio de la Nueva Granada en provincias, cantones y distritos, Jericó quedó haciendo parte del Cantón de Soatá.

Geopolítica Jericó limita por el norte con La Uvita y Chita, por el sur con Socotá, por el oriente con Chita y por el occidente con Sativanorte y Susacón.

El río Chicamocha sirve de límite por el occidente con los municipios de Sativanorte y Susacón. El río Chitano le sirve de límite por el norte con La Uvita y Chita. El Canoas se une con El Chitano y tributan sus aguas al Chicamocha.

Entre los arroyos se encuentran: Bebedero, Ventorrillo, Santuario, Estancia y Honda. Los cuatro primeros se unen y desembocan en El Chitano, y el último lleva sus aguas al Canoas.

Algunas ramificaciones de la cordillera oriental de los Andes pasan por este vecindario y forman algunas alturas, como el Alto de Pedrera, Alto del Tambor, Pan de Azúcar y el picacho de Madriana.

En su suelo se produce papa, trigo, maíz, cebada, alverjas, habas y hortalizas. En las vegas del Chicamocha se cultiva yuca, ñame, patata, caña de azúcar, café, chirimoyas, naranjas, plátanos, guayabas.

En ganadería se cría ganado de carne y leche.

En minería se explota carbón y yeso, principalmente. En artesanías hacen tejidos de lana y algodón, como ruanas, frazadas, colchas y sombreros.

Datos generales Veredas: Tapias, Bácota, Juncal, Chilcal, Puebloviejo, Estancia, Ovejera, Cucubal, Tintova y Centro.

Extensión: 159 kilómetros cuadrados.

Vías: actualmente se construye la carretera Jericó-Chita que beneficiará a las provincias de Norte, Gutiérrez y Valderrama. La vía de acceso, Duitama-Jericó, se halla en pésimas condiciones. Los caminos interveredales están en mal estado.

Salud: por gestión del alcalde José Bayardo Argello se terminó la segunda planta del puesto de salud, con miras a convertirlo en centro de salud. El municipio tiene médico, odontólogo y enfermera permanentes.

Educación: en bachillerato cuenta con el Colegio Departamental López Quevedo. En el municipio existen 17 escuelas, faltando en la mayoría de ellas dotación, áreas deportivas y aulas de clase. En algunas hay un salud para cinco cursos.

Electricidad: siete veredas cuentan con el servicio y está en construcción la electrifcación de la vereda Bácota y en proyecto la de la vereda El Juncal.

Telefonía: es pésimo el servicio prestado por Telecom. Hay dos líneas telefónicas para comunicación regional y nacional, pero constantemente están fuera de servicio.

Turismo: En el antiguo asentamiento de Cheva, con temperatura de 20 grados, se encuentra una laguna, lo que hace que el lugar sea de recreación y descanso. En este lugar se produce hoy la mejor alfalfa de Colombia, de la cual mensualmente se despachan a Bogotá 200 toneladas.

Día de mercado: sábado.

Hijos ilustres: los actuales párrocos de San José de Pare, Rafael Humberto Mejía; del barrio La Gruta (Duitama), Joaquín Alvaro Díaz; del barrio Nazareth (Nobsa), Luis Pompilio Torres, y el vicario de Socha, Luis Pompilio Torres, son oriundos de Jericó. También nacieron en esta población el canónigo Joselyn Parada Leal, el médico Luis Antonio Barrera Avellaneda y el abogado Luis Antonio Lizarazo Vargas. Temístocles López Quevedo, es el educador más recordado por toda la comunidad.

Alcaldes populares: Eduardo García Suárez, Pedro Nel Pineda Gómez y José Bayardo Argello Paredes. Alcalde electo, Eduardo García Suárez.

Cheva estaba levantada en un sitio de aguas malsanas, además de encontrarse su iglesia en ruinas. En inspección realizada por el vicario visitador Manuel José Vásquez, hermano del prócer y mártir de la independencia, José Cayetano Vásquez, el 28 de octubre de 1821 dispuso el traslado del caserío.

El párroco de Cheva, Francisco Antonio Carrillo, trasladó la población al sitio actual, conocido como Agua Fría, el 29 de octubre de 1821. En abril de 1822, Jericó ya tenía en servicio su nueva capilla.

El sitio de Agua Fría era de propiedad de José Antonio Hernández, quien donó el terreno para la nueva población. Se trazaron las calles y carreras, la plaza y se levantó una capilla dedicada a Jesús, María, José, Joaquín y Ana, y se bautizó a la localidad con el nombre de Nuestra Señora de la Natividad de Jericó. A partir de entonces el nuevo municipio empezó a conocerse sencillamente como Jericó.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.