METAFORA Y FILOSOFIA

METAFORA Y FILOSOFIA

Darío Ruiz Gómez Pier Aldo Rovatti Como la luz tenue Gedisa, 1992 Poco o nada conocido entre nosotros el pensamiento italiano de las última décadas, cuenta con figuras de la importancia de Giorgio Colli a quien debemos una rigurosa revisión de toda la obra de Niezstche. O como Vattino el del débole pensiero a quien debemos textos claves sobre Heidegger, sobre el concepto de la postmodernidad y un magnífico texto La sociedad transparente. Hay que señalar igualmente a Máximo Cacciari y su Hombres póstumos, Drama y duelo y a Giorgio Agamben autor de Idea de la prosa, vigoroso pensador que reafirma la presencia de una intelectualidad vigilante de las razones críticas de la modernidad y busca de este modo los fundamentos de una nueva espiritualidad. Pier Aldo Rovatti ha publicado con Alessandro Dal Lago, Elogio del pudor donde discurre sobre el pensamiento fuerte y la corrosiva labor frente a ese discurso tomado aún como una inmodificable y molesta autoridad que ha hecho este

05 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Sacar la metáfora de la retórica, su antiguo y ya gastado lugar es entonces el propósito: conocimiento y no poética. Lo cual parece a primera vista un contrasentido que no lo es si pensamos que el poetizar dentro de la retórica tomó el oír como una forma de atención que reemplaza el ver. Aquí es el mirar escuchando. Por qué, nos preguntamos, la filosofía escoge entonces la metáfora? Palabras como flores ? A dónde nos conduce este nuevo juego hermenéutico? La filosofía se vuelve habla, y en el interior del lenguaje de la metáfora (cuando funciona, cuando es como diría Ricoeur una metáfora viva ) es apertura en cuanto agente operador de tramados y deslizamientos .

Al decir que algo fue en otra instancia donde tuvo una función tenemos que pensar en cómo puede ser ahora cuando su necesidad se plantea bajo otras condiciones, bajo otra expectativa como tema central del lenguaje. Recordemos que Pascal la consideraba lo propio para transmitir lo inefable, capacidad sintética de la imaginación frente a la analítica de la razón. Según la Escuela de Francfort, como parte de la retórica o sea de la persuasión, es parte del poder. Cómo volver a este conocer estético? Sobrepasaremos el lenguaje, instrumentalizado hasta la barbarie por las ideologías y las falsas ciencias? Hermoso texto, intensa propuesta hacia la reflexión de la de Rovatti.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.