LOS SAN ANDRESITOS

LOS SAN ANDRESITOS

Nadie duda de las buenas intenciones del Gobierno, en especial del Director de la DIAN, con relación a la lucha frente al contrabando. Las solas acciones que el Gobierno ha tomado a la fecha son mucho más importantes que lo realizado en las administraciones Barco y Gaviria, pero es una campaña que no puede quedarse en la mitad.

26 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

La primera observación que podríamos hacer al Plan de lucha contra el contrabando es que en él no se hace ninguna referencia al contrabando como lo define el artículo 1~ del Decreto 1750/91: importar o exportar mercancias sin presentarlas o declararlas ante las autoridades aduaneras o por lugar4es no habilitados . Ni se menciona medida alguna para controlar este delito que además es hoy considerado como simple infracción aduanera.

Todo el Plan está orientado a agilizar y controlar las operaciones aduaneras oficiales, es decir, las importaciones o exportaciones que se presentan a las autoridades aduaneras.

Talvez la única referencia específica al contrabando está en la página 3a. donde se dice: el camino a seguir no es la reiteración del viejo esquema aduanero y mucho menos la inspección física a toda operación de importación lo que tan sólo lograría frenar el proceso de internacionalización , con lo cual el mensaje que se dá es el de que no volverá a calificar y sancionar el contrabando como delito y que no se contempla modificar el régimen sancionatorio del contrabando que trata el decreto 1745/91.

Es importante destacar que aunque marginalmente se hace mención de las zonas aduaneras especiales, sugiriendo revisar el régimen actual porque ellas han dejado de ser factor de estímulo al desarrollo de las zonas en que se encuentran ubicadas, para convertirse en algunos casos en elemento perturbador del régimen de importaciones , más que revisiones y evaluaciones de algo que es evidente, debería procederse de inmediato a controlar estos focos de contrabando. Igualmente, en el caso de Panamá, el Gobierno está en mora de reglamentar las importaciones de este país intermediario de donde fácilmente está ingresando más de la mitad del contrabando del país.

El plan parece enfocarse hacia los mecanismos para facilitar las operaciones aduaneras legales para advertir que se vigilará con rigor la comisión de simples faltas administrativas. Se reitera que la acción de la DIAN se enfocará hacia los procedimientos, digamos normales de tramitar las importaciones y exportaciones, contemplando para ello seis pilares sin que siquiera se insinúe una acción específica contra el contrabando de verdad.

Estos pilares son: 1.- Profesionalización del agenciamiento aduanero.

2.- El registro de importadores tradicionales y/o regulares.

3.- Compañías certificadoras.

4.- Régimen de zonas francas.

5.- Régimen de depósitos aduaneros.

6.- Zonas aduaneras especiales.

Como complemento al Plan de Gobierno y a los seis pilares anteriores, podríamos preguntar: Y del contrabando qué? Y de los San Andresitos qué? Y de Panamá y su zona libre qué?. Finalmente, lo de Maicao cuándo?.

Las acciones que se adopten frente a estos interrogantes específicos, que son el verdadero centro del contrabando entendido como lo define la ley, son el verdadero núcleo de una política eficaz pero ante todo sincera frente a este flagelo. Ya lo dijimos una vez y lo volvemos a repetir: Mientras no se ataque la comercisalización interna y los focos internos y externos que la nutren, el efecto será muy reducido y a lo sumo lograremos desorientar a la opinión y mejorar la rentabilidad del contrabandista.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.