COLOMBIA AVANZA EN PRO DE INDÍGENAS

COLOMBIA AVANZA EN PRO DE INDÍGENAS

Su principal virtud: escuchar. Su máxima debilidad: el dolor ajeno. Ayer, en la tarde, Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz 1992, terminó su gira por el país. Invitada por la Conferencia de Religiosos de Colombia Justicia y Paz, esta indígena guatemalteca cumplió una apretada agenda durante tres días. Conocedora de los problemas que aquejan a las comunidades indígenas del mundo y los atropellos que pueden cometerse contra la dignidad de las personas, Menchú vino a empaparse del panorama social de sus hermanos y a enterarse de primera mano de las tareas gubernamental y no gubernamental para fortalecer la protección a la vida.

02 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Se mostró animada con los avances constitucionales colombianos para legalizar la existencia de los indígenas en el mundo , aún cuando aseveró que esos logros políticos no darán frutos si no están acompañados de recursos económicos para esas comunidades.

El tiempo le alcanzó, incluso, para dialogar telefónicamente con María Victoria Henao, la esposa de Pablo Escobar, quien le pidió mediar para encontrar un asilo político para ella y para su familia. Estuve conversando con la señora Escobar, me contó que lleva diez años sin poder enviar a sus hijos a la escuela. Le expliqué que yo simplemente era un testimonio moral. No soy autoridad, no vengo representando a un Estado o a una institución sólo soy una Premio Nobel y por eso estaba dispuesta a escucharla , dijo Menchú. Agregó: Debo decir que también hablé con ella porque creo que muchas de las actuaciones de los seres humanos no conciben que tiene familia, y la familia es la que constantemente tiene que pagar las consecuencias y las irresponsabilidades , anotó que no se entrevistó personalmente con la esposa de Escobar porque tenía que partir hacia Ecuador, y porque no podía conceder privilegios a una visitas y a otras no.

Se entrevistó con el presidente César Gaviria; con Carlos Vicente de Roux, consejero presidencial para los derechos humanos; con Mauricio Echeverry, viceprocurador general de la Nación y con Alfredo Vásquez Carrizosa, presidente del Comité para la defensa de los Derechos Humanos.

También dialogó con varias entidades no oficiales preocupadas en el tema de los derechos humanos, área a la que Menchú ha dedicado 11 años de su vida.

Regresa a su país a pasar Navidad y a dedicar su tiempo a la Fundación Vicente Menchú , llamada así en honor a su padre que fue quemado vivo por promover movimientos indígenas a nivel continental.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.