PASO RESTRINGIDO ENTRE SANTANDER Y LA COSTA

PASO RESTRINGIDO ENTRE SANTANDER Y LA COSTA

La caída de nueve casas en Cartagena y cinco en Barranquilla, así como las restricciones al tránsito de vehículos por el desprendimiento parcial de un puente entre Bucaramanga y la Costa Atlántica, se convirtieron en las consecuencias más serias del invierno que afecta el nororiente y occidente del país. Igualmente, el río San Jorge, que ya venía causando estragos en la región de La Mojana (Sucre), se salió ayer de su cauce e inundó una zona poblada del municipio de Montelíbano (Córdoba), mientras que el Sinú amenaza ahora las riberas de la localidad cordobesa de Lorica.

02 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Sobre lo ocurrido en Barranquilla, se informó que las lluvias y las aguas negras siguieron minando las bases de unas 30 viviendas del barrio Villate, y cinco de ellas se derrumbaron. Según un censo de la Personería, habría que demoler dos manzanas.

Deslizamientos destruyeron nueve casas en el barrio Las Colinas y averiaron otras doce en el Manzanares, en Cartagena.

Entre tanto, al desprenderse de modo parcial el puente de la quebrada La Raya, entre Abrego (Norte de Santander) y San Alberto (Cesar), el tránsito quedó interrumpido a las 10:30 de la mañana. El paso de vehículos se reanudó parcialmente mediante la isntalación de tablones improvisados. Por ese servicio, algunos particulares cobraban 500 pesos por vehículo, lo que dio lugar a protestas.

El director del Distrito 15 de Carreteras, con sede en Bucaramanga, dijo que equipos y personal del Ministerio de Obras Públicas emprendieron tareas de reparación desde las primeras horas de la mañana.

Simultáneamente, las autoridades de Norte de Santander declararon en emergencia el sistema vial, pues 6.000 kilómetros están afectados por las lluvias y la falta de mantenimiento.

Los habitantes de Yondó (Antioquia), a su vez, quedaron incomunicados ayer, por la obstrucción de la carretera que los comunica con Puerto Berrío y Medellín. Alvaro Córdova, secretario de Gobierno de Yondó, responsabilizó a la Gobernación de Antioquia de la falta de mantenimiento de la trocha.

El nivel de las aguas del río Magdalena continúa subiendo y, según la Defensa Civil de Barrancabermeja, en jurisdicción del puerto se encuentra a veinte centímetros de la cota de desbordamiento. La región los municipios de Simití, Santa Rosa y San Pablo (Bolívar), Puerto Wilches (Santander) y Yondó se mantiene en alerta naranja.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.