UNA MELODÍA PARA LOS NIÑOS ENFERMOS

UNA MELODÍA PARA LOS NIÑOS ENFERMOS

Todo está listo para disfrutar de una velada inolvidable y llena de solidaridad. La música: navideña para estar acorde con la época; la agrupación: la coral colombiana Ballestrinque; un escenario acogedor: el Gimnasio Moderno, y lo mejor un buen objetivo: ayudar a los niños enfermos del hospital de La Misericordia. La tarea no ha sido fácil pero sí muy entusiasta. Y es que detrás de este Gran concierto de Navidad están las Damas Voluntarias Colombianas, un grupo de señoras que trabajan día y noche por convertir esta fiesta en realidad, pero sobre todo por reunir los fondos necesarios para que La Misericordia tenga el equipo de Rayos X que requiere con urgencia para remplazar el deteriorado y vetusto equipo que durante tantos años los acompañó pero que ya no funciona.

02 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

El concierto es el inicio de la campaña. Luego, ellas se ingeniarán cualquier otro proyecto hasta lograr su cometido. Y no es un sueño, como no lo han sido las campañas y los ires y venires en busca de decenas de equipos que con frecuencia les solicitan las instituciones de salud. Aquellas que no tienen suficientes recursos y que, en cambio, atienden a centenares de pacientes pobres, especialmente niños , aclaran.

Las boletas para el concierto se pueden conseguir en la Librería Central, calle 93 No. 13-12. Es un pasaporte a una velada navideña especial y sentimental, pero también a un acto de solidaridad con los niños enfermos que requieren equipos y medicamentos para su bienestar.

En este sentido, La Misericordia ocupa un lugar importante en el corazón de las Damas Voluntarias Colombianas. Es una institución adonde llegan muchos niños enfermos que provienen del sur de la ciudad y en su mayoría no tienen cómo cubrir los costos de sus tratamientos, a veces ni siquiera para comprar un medicamento o un implemento de rehabilitación.

También figuran en la lista instituciones como el Hospital Infantil Lorencita Villegas de Santos, el Instituto Franklin Delano Roosevelt, la Clínica Noel en Medellín, fundaciones e instituciones de Cali, Medellín, Cauca y muchos otros lugares adonde las Damas Voluntarias han mirado desde hace treinta años, cuando decidieron unirse en Washington porque allí trabajaban sus esposos para buscar la forma de ayudar a los necesitados.

Corazón solidario En el grupo de fundadoras de las Damas Voluntarias de Colombia se encuentran, entre otras, Lola Londoño de Santamaría, Lía Saldarriaga de Copete, Julia Edelmira Barco de Sanclemente, Mariluz García Peña de Posada, Leonor Sardi de Llorente, Inés Heredia de Salazar, Lucía Holguín de Vásquez. Al principio se dedicaron a conseguir donaciones de marcos para anteojos, luego equipos indispensables en los hospitales.

Afortunadamente, contamos con el gran apoyo y el patriotismo de los colombianos que están en el exterior. Ellos siempre viven pendientes de su tierra, de cómo ayudar y colaborar con quienes lo necesitan , dice Lucía Holguín de Vásquez, actual presidenta de las Damas Voluntarias Colombianas.

En regiones de Estados Unidos y en Londres, por citar algunas, existen otras damas que se encargan de recoger aportes y enviar lo que se necesite en el país. A veces reciben donaciones y regalos especiales, como el ala de un hospital que van a cerrar, o equipos que están en perfecto estado pero que fueron renovados por otros más modernos. Son equipos de gran utilidad, que si bien no son lo último, sí prestan un servicio invaluable y, además, no salen tan costosos , explican.

En Colombia, diariamente ellas reciben numerosas solicitudes, las que estudian y responden, pero son conscientes de que su obra es limitada y aún se requiere y se debe hacer mucho por los niños y por las instituciones de salud. Consiguen los equipos e instrumentos donados a muy bajo costo y el proceso de nacionalización se realiza a través de la Fundación Colombiana para el Desarrollo.

Queremos llamar la atención con eventos como este concierto de Navidad, sobre las grandes necesidades que tienen los hospitales, en este caso La Misericordia, que se encuentra en precaria situación y requiere no sólo de este equipo , agregan.

El objetivo es que los niños reciban una atención adecuada y puedan recuperarse rápidamente. Por ello, con frecuencia, damas voluntarias en el mundo organizan bailes, desfiles de moda, almuerzos, ferias y dedican lo que ganan a un determinado fin...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.