VACACIONES

VACACIONES

02 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

También diciembre es, para una parte del núcleo estudiantil, el comienzo de los asuetos. En este terreno, lo hemos dicho infinidad de veces, se trabaja poco y no muy bien. Hay planes estatales para que la juventud, que entra en una etapa de descanso, o mejor diríamos de ocio, aproveche una jornada que puede sentar las bases para un futuro promisorio o para una vida azarosa, en que el vicio y los peligros que asechan a la juventud se adquieran o se acentúen. Qué grato sería organizar planes de paseos o, como se dice ahora campings , en regiones alejadas de la ciudad y accesibles sobre todo a las clases menos favorecidas, que son las más expuestas.

Preparar visitas a los museos, no de horas y horas, porque los jóvenes carecen de la concentración necesaria para encerrarlos en un espacio limitado, y darles lecciones sobre cuadros, esculturas y antigedades, o referentes a la moderna tecnología. Unas vacaciones pueden ser un tesoro o una caja de Pandora, de donde salgan las malas costumbres y no se puedan volver a encerrar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.