OCAMPO: INSPIRADOR DEL SALTO

OCAMPO: INSPIRADOR DEL SALTO

Cuando el presidente Samper tiene en mente una idea, su traductor es José Antonio Ocampo. Es una especie de asesor espiritual pero en asuntos económicos, que acompaña al hoy jefe de Estado desde principios de la década pasada. Habla dos y tres veces diarias con el primer mandatario.

19 de diciembre 1994 , 12:00 a.m.

Ocampo, un economista que llegó a la jefatura del Departamento Nacional de Planeación después de ocupar el ministerio de Agricultura en la administración Gaviria, es el inspirador del Salto Social . También contribuyó al diseño del proceso de concertación y de la nueva modalidad de protección al sector agropecuario, basado en las cuotas de absorción.

Ocampo es el Personaje macro de 1994 para Portafolio. Aunque no ha tenido un protagonismo abierto en esta primera etapa de la administración Samper, es el arquitecto del nuevo modelo económico y social que rige al país desde el pasado siete de agosto.

Mañana martes, Ocampo cumple 42 años de edad. No tiene ambiciones políticas más allá de acompañar al presidente Samper hasta donde sea necesario, pero tampoco desea pasar desapercibido en su ejercicio profesional: quiero que algún día se me tenga presente como historiador económico .

Su incursión en la política, como analista económico, se inició con el exministro Rodrigo Lara Bonilla y con el excandidato a la presidencia Luis Carlos Galán, en el Nuevo Liberalismo. Con ellos discutió ideas, elaboró estudios y ayudó a formular propuestas.

Pero se cansó del movimiento porque se volvió difícil y en cierta forma cerrado a nuevas orientaciones. Fue entonces cuando apareció Samper y se inclinó por su pensamiento: El presidente tiene una personalidad abierta y me identifiqué con sus planteamientos .

Lo cierto es que el actual jefe del DNP ha estado, desde ese momento, muy cerca del nuevo mandatario. Cuando Samper fue designado ministro de Desarrollo, en la administración Gaviria, Ocampo fue su asesor en asuntos de política económica internacional.

Fue también quien acompañó a Samper en su oposición a la aceleración de la desgravación arancelaria en 1991, cuando el entonces ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, y el jefe de Planeación Nacional, Armando Montenegro Trujillo, promovieron el desmonte de la gradualidad y de la selectividad de la apertura. De allí en adelante el sector agropecuario quedó sometido a la competencia internacional.

Samper no halló respaldo a su propuesta y por poco se va del ministerio. Más adelante el hoy presidente fue designado embajador en España, pero nunca perdió el contacto con Ocampo.

Para quienes conocen de cerca a Ocampo, le atribuyen realizar algunos trabajos sucios para Samper: enfrentarse por él con otros funcionarios. Así pasó como Hommes y Montengro. Con este último terminó no saludándose.

Paso por el agro Durante la administración Gaviria, Ocampo no estuvo ausente de la vida pública, pues fue nombrado ministro de Agricultura, en representación de la cuota samperista.

No fueron tiempos fáciles porque el sector agropecuario pasaba por una de las peores épocas de su historia y porque el modelo diseñado por Gaviria no daba cabida al proteccionismo.

Sin embargo, promovió ante el Congreso de la República la aprobación de la ley 101, que establece una serie de estímulos a los pequeños y medianos productores, entre ellos el Incentivo a la Capitalización Rural.

Sus críticas a la política agropecuaria, durante el foro Nacional Agropecuario celebrado en Cartagena, se interpretaron como un apoyo a lo que sería el esquema Samper.

Nunca tuve esa intención. Por lo menos cinco veces había dicho lo mismo y nadie se había pronunciado. Lo que sucedió fue que el momento político dio para el escándalo , dice hoy en día.

Para Ocampo hay tres fundamentos de la política económica de Samper que la diferencian del anterior gobierno: el énfasis en los conceptos de solidaridad, la concertación y el apoyo al capital humano. Gaviria -afirma- tenía un derrotero claro que era la modernización.

Ocampo es amigo de la concertación porque le molesta que las decisiones las tomen unilateralmente los tecnócratas. El hecho de no consultar no quiere decir quen no se termine decidiendo por unos intereses .

Su estilo es franco y directo, genera controversia permanente y es considerado como un tecnócrata terco, pero es un buen cristiano. Un día, un miembro de la junta del Banco de la República dijo: Ocampo es un bárbaro loco .

Trayectoria José Antonio Ocampo nació en Cali el 20 de diciembre de 1952. Es econmista y sociologó de la Universidad de Notre Dame, con doctorado en economía de la Universidad de Yale. Fue director de Fedesarrollo y ha publicado numerosas investigaciones sobre macroeconomía, historia económica de Colombia, economía cafetera, problemática laboral, teoría económica latinoamericana, inflación, deuda externa y coyuntura comercial.

Dirigió la Misión Chenery, contratada por el presidente Belisario Betancur para diseñar la estretegia de empleo en el país. También se ha desempeñado como catedrático de la Universidad de los Andes y otras instituciones de educación Superior.

Ocampo fue director del Centro de Estudios Económicos de la Universidad de los Andes (Cede) y asesor cafetero, tema sobre el cual tiene varios escritos y ensayos. Por su labor en el ministerio de Agricultura ha recibido varios reconocimientos de gremios e instituciones privadas.

Es un tecnócrta, que está en desacuerdo con los teóricos, que hablan sobre el país pero que desconocen sus realidades. Su paso por el ministerio de Agricultura lo acercó a la realidad de la pobreza rural. Los políticos- dice- conocen más de cerca los problemas del país que los tecnócratas.

El reto en Planeación Nacional es contribuir a que el Salto Social se haga realidad, aunque reconoce que en materia de infraestructura es mucho lo que quedará por hacer.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.