MONOMOTORES NO USARÁN ELDORADO

MONOMOTORES NO USARÁN ELDORADO

Las actividades de monomotoreas a pistón en el aeropuerto Eldorado fueron prohinbidas desde ayer, como consecuencia de la congestión e inseguridad de esas naves.

30 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Desde julio del próximo año, tampocooperarán aviones DC-3, DC-4, DC-6, PBY y Curtiss C-46.

La congestión e inseguridad en el principal terminal aéreo del país han llegado a tales niveles, que el Gobierno se vio obligado a restringir las operaciones de las aeronaves más obsoletas.

En consecuencia, desde ayer la Unidad Administrativa de la Aeronáutica Civil prohibió las actividades de aeronaves monomotor a pistón y, así mismo, determinó que a partir del primero de julio impedirá la operación de aeronaves DC-3, DC-4, DC-6, PBY y Curtiss C-46 en el aeropuerto Eldorado.

Se estima que esta medida implicará la reducción inmediata de por lo menos un 10 por ciento de las demoras de toda la operación diaria en el terminal bogotano.

Esto significa que los despachos y llegadas de vuelos se reducirán de 600 a 540 diariamente, lo cual redundará en un alivio en el tiempo de espera.

El director de la Unidad Administrativa, Alvaro Raad Gómez, anunció que a partir de la fecha la entidad no autorizará la constitución de nuevas empresas cuyo equipo de vuelo esté conformado por lo citados aparatos.

Los retrasos en las operaciones de Eldorado en Bogotá le han costado a la industria aérea unos 15.000 millones de pesos este año.

Las estimaciones fueron hechas por la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Atac) y la Asociación de Líneas Aéreas Internacionales (Alaico), en un estudio en que contabilizaron el sobrecosto económico asumido por las empresas durante el tiempo que esperan mientras son autorizadas para decolar o aterrizar.

En este sentido, el presidente de Aces, Juan Emilio Posada, afirmó que su empresa ha incurrido en pérdida por más de 1.700 millones de pesos.

A su turno, el presidente de Intercontinental de Aviación, Alfonso Reyes Valdivieso, se mostró de acuerdo con la restricción y agregó que las aeronaves con motores a pistón se han convertido en limitantes para mejorara las velocidades de tránsito en el aeropuerto.

Sostuvo también que los DC-3 dificultan el decolaje pues sus sistema de ascenso es demasiado lento.

En este sentido, Raad Gómez recordó que el carguero DC-3 accidentado en noviembre pasado, y que provocó el cierre de la pista durante cuatro horas, originó sobrecostos para toda la industria mayores a los que realmente valía el avión.

Con la prohibición, se verán afectadas principalmente empresas pequeñas dedicadas al transporte de carga entre Bogotá y las regiones de los Antiguos Territorios Nacionales.

Según el director de la Aeronáutica, el mensaje para la industria se orienta a buscar la modernización de sus equipos y a introducir aeronaves que garanticen seguridad y comodidad para el usuario.

Al respecto, el propósito de las autoridades es también sacar del aire aquellos aviones que generan mucho ruido.

Por ello, la meta es que para el año 2000 todos los aparatos que operen en el país cuenten con un aditamento especial que reduce la contaminación auditiva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.