SE ENTREGÓ JUAN MARTÍN CAICEDO

SE ENTREGÓ JUAN MARTÍN CAICEDO

A la Escuela de Comunicaciones del Ejército, ubicada en Facatativá a 40 kilómetros de Bogotá, fueron trasladados anoche el ex alcade de la capital, Juan Martín Caicedo Ferrer y los dos ex secretarios de Hacienda, Marcela Airó de Jaramillo y Luis Ignacio Betancur. Los tres ex funcionarios del Distrito Capital se entregaron a delegados de la Fiscalía General de la Nación, 48 horas después de que ese organismo les revocara la libertad provisional y los cobijara de nuevo con auto de detención, dentro del proceso por la presunta mala adjudicación, distribución y manejo de auxilios del Concejo capitalino.

29 de enero 1993 , 12:00 a.m.

Caicedo Ferrer fue el último en entregarse ante la Fiscalía. Hacia las 5 de la tarde, el ex alcalde se hizo presente en la oficina de su abogado defensor en el norte de Bogotá.

Caicedo concedió una rueda de prensa y leyó una declaración, en la que reiteró su inocencia.

Tras 48 horas de expectativa, el ex alcalde Juan Martín Caicedo Ferrer y los dos ex secretarios de Hacienda, Marcela Airó de Jaramillo y Luis Ignacio Betancur, se presentaron ante la Fiscalía.

Posteriormente fueron trasladados a la Escuela de Comunicaciones del Ejército, ubicada en Facatativá a cuarenta kilómetros de Bogotá.

Los tres ex funcionarios se entregaron a delegados de la Fiscalía General de la Nación, dos días después de que ese organismo les revocara la libertad provisional y los cobijara de nuevo con auto de detención, dentro del proceso por la presunta mala adjudicación, distribución y manejo de auxilios del Concejo capitalino.

Caicedo Ferrer fue el último en ponerse a manos de la Fiscalía. Hacia las 5 de la tarde, se hizo presente en la oficina de su abogado defensor, Jaime Bernal Cuéllar, en el norte de Bogotá.

Ese era el sitio acordado con los delegados de la Fiscalía. Minutos después, el coordinador de la unidad de delitos especiales lo notificó personalmente de la decisión y le hizo conocer la orden de encarcelación proferida el martes por la fiscal 247.

Antes de partir con los delegados de la Fiscalía, Caicedo concedió una rueda de prensa y leyó una declaración, en la que reiteró su inocencia.

Dijo, así mismo, que la nueva detención es el producto de una situación administrativa originada únicamente en la firma del acuerdo 13 y no por haberse apropiado de dinero alguno del tesoro distrital.

Se me ha vinculado a este proceso por una firma, pero yo no he participado ni en el manejo ni en la operación de los recursos provenientes de los llamados auxilios del Distrito Especial.

De manera que mi vinculación a este proceso es por el hecho de que cumplí con un mandato del Concejo suscribiendo unos documentos .

Agregó que acepta la decisión de la Fiscalía y que por ello se presentó, pero que está en desacuerdo respetuoso con la determinación; además, dijo que en su caso particular mantiene la fe en una buena decisión de la Justicia.

Por su parte, Jaime Bernal Cuéllar, apoderado de Caicedo, dijo que aún no ha decidido si apela el fallo de la Fiscalía, porque considera que probablemente ningún fiscal que estudie el caso se aparte del concepto de la Fiscalía 247, porque ya está aprobado por el Fiscal General de la Nación.

Sin embargo, dijo, tomará la decisión en los próximos días.

De otro lado, los dos ex secretarios de Hacienda del Distrito, Marcela Airó de Jaramillo y Luis Ignacio Betancur, ayer también se presentaron ante los delegados de la Fiscalía General y fueron conducidos a la Escuela de Comunicaciones del Ejército.

Airó se presentó ante el coordinador de la Unidad de Delitos Especiales, Jorge Vacca, en una oficina del centro de Bogotá. El funcionario la notificó de la decisión y de la orden de encarcelación que obra en su contra.

El ex secretario (e) de Hacienda, Luis Ignacio Betancur, se entregó ante un delegado de la Fiscalía Seccional en las horas de la mañana, en una oficina ubicada en el norte de Bogotá. Declaración de Caicedo Continúo sufriendo las consecuencias de un problema de interpretación jurídica. Reitero mi absoluta inocencia. Los colombianos conocen bien mi trayectoria como dirigente gremial, ministro de Estado y alcalde de Bogotá y me han respaldado durante estos meses con una solidaridad abrumadora.

Mi disposición de ánimo, al acatar de nuevo la justicia, no se contrapone al desacuerdo respetuoso con las decisiones judiciales que han golpeado cruda e injustamente mi dignidad y la de mi familia.

No hemos hecho cosa distinta que servirle honestamente al país, y a pesar de lo adverso del momento preservamos la fé .

Fdo, Juan Martín Caicedo Ferrer.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.