ADJUDICAN CONSTRUCCIÓN DE LA VÍA BUGA-TULUÁ

ADJUDICAN CONSTRUCCIÓN DE LA VÍA BUGA-TULUÁ

El consorcio Pisa S.A. constituido en un 80 por ciento por capital nacional, y 20 por ciento español, fue seleccionado para construir, por el sistema de concesión, la doble calzada Buga-Tuluá-La Paila, centro del Valle del Cauca. De acuerdo con el proyecto presentado, la obra tendrá un costo de 43 mil millones de pesos. Se trata de un tramo de 60 kilómetros, cuya ejecución demorará 24 meses.

01 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La adjudicación se realizó ayer durante el Consejo de Gobierno, presidido por el gobernador Carlos Holguín Sardi y el gerente de Macroproyectos Fernando Garcés Lloreda.

Pisa está integrado por la Corporación Financiera del Valle, el Instituto de Fomento Industrial (IFI), la firma de ingeniería Conciviles, la Compañía Central de Seguros, Thomas de la Rue y la firma española Ferrovial.

Además de Pisa, también participaron de la licitación el consorcio de los hermanos Carlos y Luis Olarte, Agrupación Autopista del Valle y Proyectos de Infraestructura.

De acuerdo con las mediciones de Pisa, por la carretera central del Valle circulan diariamente unos seis mil vehículos. Este tráfico ocasiona permanentes congestiones y obliga a marchar a una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora.

La carretera Buga-Tuluá-La Paila hace parte de la Troncal de Occidente, que recibe tráfico del norte, centro y oriente del país hacia Cali y Buenaventura y en sentido inverso. Se considera una obra vital para el desarrollo de la apertura económica y la creciente movilización de mercancías.

Mediante el sistema de concesión, los particulares financian la obra y recuperan la inversión a través del cobro de peaje a 15 años. Así, los predios ubicados a lo largo de la vía se evitan costos por valorización.

Luis Jordán, ingeniero de Conciviles, precisó que a la actual calzada en doble sentido se adicionará otra de 7.5 metros y tres más de berma. Así, quedarán dos calzadas independientes para dos carros cada una, separadas por una zona verde de diez metros. La idea es que la autopista tenga una capacidad para 16 mil automotores diarios.

En los tramos rectos interurbanos los vehículos podrán desarrollar una velocidad de 120 kilómetros por hora y, con los debidos sistemas de seguridad, 80 kilómetros por hora en su paso por Tuluá y otras localidades del centro del Valle.

De momento arrancará con el peaje que se tiene en La Uribe, a la altura del kilómetro 49, de los 60 de la doble calzada. Se proyecta construir otro, aun cuando no se ha definido en qué punto ni cuándo.

Se considera como crítico el paso por Tuluá, en un tramo de cuatro kilómetros. Después de la constitución de las pólizas de seguros y demás obligaciones contractuales, se espera iniciar la construcción a finales de enero o comienzos de febrero. Se estima que la obra generará unos 250 empleos directos y unos mil indirectos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.