APRUEBAN NUEVA REFINANCIACIÓN A CAFETEROS

APRUEBAN NUEVA REFINANCIACIÓN A CAFETEROS

El Gobierno y los cafeteros llegaron a un acuerdo para una nueva refinanciación de las deudas de los productores, por un valor cercano a los 30.000 millones de pesos. Así mismo descartaron un reajuste inmediato del precio interno del grano. Los términos del acuerdo de refinanciación serán definidos en los próximos días en el Comité Nacional de Cafeteros. Según el ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, este organismo se encargará de establecer los plazos, las tasas de interés y otras condiciones. La reestructuración de las deudas se hará durante un período de tres meses, y entrará en vigencia el primero de enero del próximo año.

01 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

La refinanciación solo regirá para los productores de café, y corresponde a un mecanismo totalmente distinto al que estableció la ley de refinanciación para todos los productos del sector agropecuario.

Hommes dijo que dos terceras partes del costo de este nuevo programa será asumido por el Fondo Nacional del Café, mientras que la tercera parte restante la asumirá el Fondo de Financiamiento del sector Agropecuario (Finagro).

El ministro indicó que este gasto adicional en que incurrirá el Fondo por la nueva refinanciación a los cafeteros será asumido con los cerca de 20.000 millones de pesos que se dejaron de gastar en la compra de un millón de sacos en que se redujo la cosecha cafetera de 1993.

Después de casi tres horas de negociación con el ministro de Hacienda, los cafeteros aceptaron que por ahora no haya reajuste del precio interno del grano, pero insistieron en la necesidad de adoptar medidas urgentes que solucionen la crisis económica de los productores, a fin de que estos puedan responder por sus deudas ante las entidades bancarias.

Los cafeteros y el Gobierno acordamos que en estos momentos no es viable subir el precio interno, debido a que el mercado internacional se ha mantenido estable en los últimos días. Si subiéramos el precio interno del café, el resto de países productores podría pensar que en Colombia estamos locos aumentando los ingresos de nuestros productores en momentos en que el precio internacional no da señales de reacción en el corto plazo , precisó Hommes. No es buena idea subir el precio interno .

El funcionario dijo que la solución a la crisis de los productores no radica en que suba el precio interno sino el externo, porque mientras este no reaccione nada podemos hacer.

El ministro dijo que con los cafeteros también hubo acuerdo en torno a la venta de los activos del Fondo, y que pese a existir diferencias en cuanto a la venta del Banco Cafetero, la negociación se encuentra próxima a concretarse.

Hommes dijo que el Gobierno sí tiene la intención de ayudar a los cafeteros a salir de la crisis que los afecta por la caída del precio internacional y las pérdidas ocasionadas por la broca.

Agregó sin embargo, que la propuesta de los productores en el sentido de que la Nación asuma el costo del actual déficit del Fondo Nacional del Café, no es viable porque este organismo se creó precisamente para que responda en las épocas de menores precios externos y se fortalezca cuando estos se encuentren altos.

Hommes también dijo que el Gobierno no es partidario de que existan dos tasas de cambio, una para los cafeteros y otra para el resto de la economía, porque eso crea sesgos en contra de algunos sectores, lo cual no es compatible con la política gubernamental.

Proyectos caros El Ministro de Hacienda se refirió también a otros temas, entre ellos el efecto que pueden tener una serie de proyectos de ley que cursan en el Congreso de la República, y que implican una serie de gastos con los cuales el déficit fiscal del próximo año ascendería al 5,0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

El Gobierno está preocupado por esta situación, aunque es consciente de que el Congreso no puede aprobar proyectos que le signifiquen gastos adicionales a la Nación, sin el respectivo visto bueno del Ministerio de Hacienda.

Aclaró sin embargo, que estos proyectos de ley nuevos le están creando al Gobierno una disyuntiva, ya que algunos tienen un carácter ampliamente populista, lo cual tendría un costo político si no se aceptan, pero al mismo tiempo tampoco puede dejar que el gasto del próximo año se dispare ocasionándole problemas a la política económica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.