CAE EL TELÓN CON EL ORANGE BOWL

CAE EL TELÓN CON EL ORANGE BOWL

El tenis juvenil colombiano se apresta a afrontar su último compromiso de la temporada 93, al asistir con 13 jugadores al torneo Orange Bowl, que reúne a los mejores juveniles del mundo arranca en Miami (Estados Unidos), a partir del próximo 20 de diciembre. El interés por la participación colombiana en el Orange Bowl corría pareja con la actuación del tenista profesional Mauricio Hadad, quien este año se trazó como meta quedar entre los 100 primeros del mundo.

01 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

Hadad ocupa actualmente la casilla 103 de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), con 439 puntos, y cerraba sus actuaciones este año en los torneos de Mapples (EE.UU.) y Bermudas. Para alcanzar la meta, siempre y cuando los jugadores que lo preceden en el listado no mejoraran ostensiblemente, Hadad requería ganar 39 puntos.

El equipo colombiano al Orange Bowl lo forman, en 18 años, Carlos Drada, Rodolfo Varela, Carmiña Giraldo, Cecilia Hincapié y Giana Gutiérrez; en 16, Téyllez Pérez, Felipe Alvarez, Ana María Rojas y Carolina Mayorga; y, en 14, Nicolás Laverde, Jorge Mario Escallón, Catalina Castaño y Mariana Mesa.

La preparación de los integrantes del equipo se desarrolló según las posibilidades de cada quien, ya que la Federación Colombiana de Tenis en esta oportunidad se limitó a avalar la participación de los jugadores, pero no colaboró económicamente con su desplazamiento.

Jugadores como Giana Gutiérrez, Ana María Rojas, Nicolás Laverde y Jorge Mario Escallón han cumplido una actividad preparatoria diversa. Laverde y Escallón intrvinieron en la Copa Milo Internacional, que ganaron por equipos e individualmente.

La bogotana Ana María Rojas, quien figura de cuarta en el escalafón de Suramérica en 16 años, a su vez, afrontaba dificultades en el patrocinio, aunque contaba con el respaldo de Incolbestos, Wilson y Kelme.

Confío en que en esta segunda participación mía en el Orange Bowl las cosas salgan bien para consolidar un patrocinio , dijo la joven, que estudia décimo año en el colegio Santa Francisca Romana, donde ha sido respaldada en su actividad tenística.

Creo que llegar hasta cuartos de final sería un buen resultado, aunque el propósito es avanzar lo que más se pueda. El golpe que me fascina es el revés, pero el mejor es el drive , dijo Ana María en una especie de autoanálisis de su juego. El servicio lo tengo bastante bien y juego mucho de fondo, aunque practico poco en ir a la malla. Antes era una jugadora muy defensiva, pero ahora me siento mejor atacando , añadió, al tiempo que reconoció que la volea es el punto débil en su repertorio técnico.

El grupo de jugadores, al parecer, partirá en diferentes fechas. Rojas, por ejemplo, lo hará el 4 de diciembre para participar, como preparación final del Orange Bowl, en la Copa Eddie Herr y la Intercontinental Cup.

Para 1994, su propósito es intervenir en unas cuatro paradas de la Gira Cosat, aunque el objetivo principal será buscar puntos de la WITA lo cual dependerá de algo que para muchos tenistas colombianos es muchas veces una quimera dorada: conseguir un respaldo económico que les permita llegar a la meta señalada.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.