ASESINADO UN INDUSTRIAL DE LAS FLORES EN BOGOTÁ

ASESINADO UN INDUSTRIAL DE LAS FLORES EN BOGOTÁ

Un exportador de flores fue asesinado la mañana de ayer en su casa, en el norte de Bogotá, por dos hombres que portaban uniformes de la Policía Nacional. Antes de morir, el empresario logró dar muerte a uno de los asesinos e hirió gravemente a otro. El homicidio ocurrió a las 9:15 de la mañana en la calle 115 con carrera 9B, en el barrio Santa Bárbara. Según los testigos, dos hombres de civil descendieron de un vehículo Mazda blanco, y dos con uniformes de la Policía, de una motocicleta. Los delincuentes disfrazados de policías golpearon en la puerta de la vivienda marcada con el número 9B-41.

01 de diciembre 1993 , 12:00 a.m.

En el segundo piso se encontraban el floricultor Germán Izquierdo y su pequeña hija de nueve años. Pa, le dijo la niña, baja a abrir la puerta que debe ser mi mamá . La esposa de Izquierdo, la periodista Clemencia Manrique, había salido minutos antes a un salón de belleza cercano.

Cuando Izquierdo abrió la puerta narran los testigos los tres hombres entraron a la casa. Uno de los dos uniformados ingresó al cuarto en donde se encontraba la niña y la retuvo, mientras en la habitación principal comenzó el cruce de disparos.

El exportador era, cuentan sus familiares, campeón de tiro al blanco. Al parecer, los hombres disfrazados de Policía dijeron que se trataba de un allanamiento, y luego entraron los otros dos.

Izquierdo logró tomar su pistola y le disparó a un hombre, vestido de Policía, que murió en forma inmediata. Además, le propinó a otro un disparo a la altura del estómago.

Los familiares de la víctima dijeron a EL TIEMPO que los asesinos se llevaron la pistola Walter Pepe de propiedad de Izquierdo.

El disparo que recibió el delincuente dijeron los investigadores de la Fiscalía lo debió obligar a dirigirse a un centro médico de inmediato. Por esa razón, la Fiscalía inició ayer en la tarde la investigación en los hospitales y clínicas del norte de Bogotá.

El delincuente que murió, dijeron las autoridades, no tenía ningún documento de identificación. Sin embargo, sí portaba un radio de comunicaciones de propiedad de la Policía Metropolitana que había sido hurtado dijo ayer oficialmente la Policía en los disturbios que se presentaron durante el concierto del grupo musical Guns N Roses.

La placa que portaba el delincuente muerto, dijo la Policía, había sido hurtada a un agente en 1991 en Bogotá.

Por su parte, la esposa del industrial asesinado, Clemencia Manrique, denunció haber recibido en el último año constantes amenazas. Manrique es la gerente general de Asistir, la empresa que, tras la reestructuración de la Caja Nacional de Previsión (Cajanal), asumirá los servicios que presta la entidad.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que en principio se descarta el robo como móvil del homicidio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.