GUERRA NAVIDEÑA CON SABOR A CHOCOLATE

GUERRA NAVIDEÑA CON SABOR A CHOCOLATE

Una guerra bien curiosa han desatado los polacos en esta temporada navideña. Se trata de un tremendo lío, con delicioso sabor a chocolate, en el que se han enfrascado para apoyar a la industria local de producción de la figura de San Nicolás en chocolate, un dulce típico de estas fiestas, en contra de la industria alemana que estaba apoderándose del mercado navideño en ese país.

23 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Entre la fiesta de San Nicolás, el 5 de diciembre, y las navidades se consume la mayor parte de los dulces, bien en regalos para niños o colgados como adornos de los árboles navideños.

Y es que a pesar de que los precios de los dulces hechos en Polonia son superiores a los de otros países europeos (como Alemania y Suiza), la industria local está empeñada en dar la pelea y no dejarse ganar el mercado.

Además de los costos de producción, los San Nicolás de chocolate polacos deben sumar a su costo el valor de las franquicias, las cargas fiscales y el Impuesto del Valor Añadido, de un 22 por ciento, lo que pone el citado producto a la altura de los globos: por las nubes.

Sin embargo, el consumo de dulces aumentó un 57 por ciento en los últimos cinco años, pero todavía, por término medio, cada polaco come dos veces menos chocolate que un alemán y tres veces menos que un suizo.

La empresa Goplana, de Poznan, al oeste del país, el mayor productor de figuras de San Nicolás de chocolate este año, está realizando un gran esfuerzo por desviar la atención del público de los llegados de Alemania, a veces vía contrabando y más baratos.

La búsqueda de atrayentes envoltorios de colores, en papel de plata, en cajas de cartón con motivos navideños, y adornos con renos, se ha convertido en un paso estratégico y ciertamente premiado por el consumidor.

Otra empresa de Szczecin, en el noroeste del país, para ganar clientela ha decidido rejuvenecer a la sabia y senil representación del santo obispo, realizada en chocolate vacío por dentro.

En general, los fabricantes de dulces se han movilizado como nunca, y están recurriendo a la publicidad en todos los medios para no dejarse desbancar por la competencia extranjera.

La fábrica Wedel pondrá en el mercado el último grito de la temporada con el que espera hacer furor: se trata de San Nicolás de chocolate planos y forrados de colorines, en un envase elegante.

Las ventas de esta empresa en Varsovia en mayo de 1993 sumaron 116.000 millones de zlotys (unos cinco millones de dólares), y en diciembre de ese año se triplicaron.

La empresa Gryf, de Szczecin, produce desde octubre unas 70 toneladas de dulces diarias que vende al momento, en caliente , y Greenvita, de Poznan, acaba de inaugurar la más moderna línea de producción de chocolate con 700.000 tabletas por día.

Los fabricantes creen que los precios del chocolate bajarán, con lo que se espera un mayor consumo en los próximos años, y la eliminación gradual de la competencia foránea, dice el director de Greenvita, Andrzej Cichowski.

La industria local del dulce cuenta con 150 fábricas en todo el país, pero el mercado nota la presión de la entrada de las grandes empresas suizas y alemanas.

Claro que la importación legal de chocolate se ve castigada con elevadas barreras aduaneras, para proteger a los productores nacionales de la competencia legal.

Fuentes no oficiales señalan que dos grandes firmas alemanas se apresuran a inaugurar en Polonia líneas de producción, que suponen un peligro real para los más importantes fabricantes nacionales, como Wedel, Wawel, Goplana y Greenvita.

Sin embargo el chocolate polaco puede ser un producto bien recibido en mercados del este y uno de los sectores fuertes de exportación.

De esta forma, la Navidad en Polonia se encuentra animada por un ingrediente adicional, representado en este atractivo duelo de San Nicolases de chocolates. Gane quien gane, lo seguro es que siempre quedará un sabor dulce en el ambiente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.