DETECTAN 14 PISTAS DEL NARCOTRÁFICO

DETECTAN 14 PISTAS DEL NARCOTRÁFICO

Los organismos de inteligencia detectaron en Caquetá 14 pistas clandestinas para el aterrizaje de aeronaves que cada semana ingresan con insumos para el procesamiento de alcaloides y salen con coca.

21 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Según una investigación de la Policía realizada en las últimas semanas, las pistas son utilizadas como sitio de reabastecimiento de combustible para aviones de Perú y Bolivia.

Así mismo, se estableció que las Farc cobran siete millones de pesos por cada avioneta que aterriza en el departamento.

El comandante de Policía de Caquetá, coronel Héctor Arcadio Escamilla Alvarado, dijo que la guerrilla conformó comisiones especiales encargadas de cobrar 20 mil pesos por cada kilo de coca.

Las autoridades detectaron en la Inspección de Remolinos, ubicada al Margen del río Caguán, a cuatro horas por bote desde Cartagena del Chairá, el aterrizaje de avionetas que recogen droga cada quince días.

En la misma zona, en la vereda Monserrate llegan dos o tres avionetas, mientras que en el corregimiento Nidia y las Camelias arriban permanentemente personas extranjeras con insumos provenientes del Putumayo.

En ciudad Yari, al norte de Caquetá, el mayor centro de acopio de los laboratorios, es custodiados por el frente XV de las Farc.

En la localidad de Puerto Torres, los fines de semana, en la madrugada, aterriza una aeronave; mientras que los martes y viernes, en las Inspecciones de Aletones y Yurayaco, se recoge el alcaloide los martes y viernes.

En la vereda el Bergel, en donde los narcotraficantes intentan cultivar amapola, se ubicaron otras dos pistas, de donde se sacan semanalmente de 300 a 400 kilos de narcóticos.

En el municipio de Cartagena se detectaron 10 mil hectáreas de coca, cinco mil en Solano, tres mil en Valparaíso y mil en Curillo.

En todo el departamento, la Policía ha detectado ochenta sitios entre veredas e Inspecciones donde se cultiva la hoja de coca.

Los ríos Caquetá, Orteguaza y Caguán son utilizados para el ingreso de insumos al departamento, provenientes del Putumayo y la frontera con el Ecuador.

La mayoría de elementos para el procesamiento son dejados en la Inspección de Santuario, donde son recogidos en camiones para llevarlos a los municipios de Paujil y Doncello y la Inspección de Rionegro.

La Policía departamental decomisó este año cuatro aeronaves, destruyó catorce toneladas de coca y capturó 46 personas que transportaban narcóticos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.