JURADO DECLARA CULPABLE A LA QUICA

JURADO DECLARA CULPABLE A LA QUICA

La suerte de Dandenys Muñoz Mosquera, La Quica , señalado como uno de los más peligrosos criminales de la historia del país, está echada y a sus 29 años de edad lo más probable es que no vuelva a recobrar la libertad.

20 de diciembre 1994 , 12:00 a.m.

Un jurado federal en Nueva York lo halló culpable de homicidio por el atentado dinamitero de 1989 contra un avión de Avianca en que perecieron 110 personas, entre ellas dos ciudadanos estadounidenses.

Muñoz tiene 14 cargos más. En dos de ellos lo culpan por tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir.

El juicio de dos meses fue el segundo realizado contra Muñoz, a quien se acusa de ser un sicario profesional que comenzó matando policías, jueces y otros funcionarios públicos para el cartel de narcotraficantes de Medellín, a los 12 años. El jurado de su primer juicio, en julio pasado, no se pudo poner de acuerdo.

Muñoz se fugó en Colombia de dos de las principales cárceles del país: Bellavista en Medellín y La Modelo de Bogotá.

Ya cumplía una pena carcelaria de seis años en Estados Unidos por otros crímenes cuando fue encausado por el atentado a una nave de Avianca en 1991. El narcoterrorista convicto encara ahora cadena perpetua sin posibilidad de libertad bajo palabra.

El juez Johnson dijo que dictara sentencia el 3 de marzo.

El jurado integrado por nueve personas de raza blanca, dos de raza negra y una hispana, deliberó durante el fin de semana y todo este día antes de emitir su veredicto condenatorio en cada una de las 14 acusaciones contra Muñoz.

El jurado había deliberado desde el viernes tras un juicio que comenzó el 24 de octubre ante el juez federal de distrito Sterling Johnson. Treinta y cinco testigos declararon en el proceso, incluso 18 testigos cooperadores , otros criminales y socios del acusado, que declararon para el gobierno.

Nos sentimos agradecidos por el veredicto , dijo el fiscal federal Zachary Carter tras emitirse el veredicto en el tribunal federal del condado neoyorquino de Brooklyn. Envía un inconfundible mensaje de que no se tolerarán actos homicidas de narcoterrorismo .

Los testigos pintaron a Muñoz como un asesino a sueldo y narcocontrabandista del violento cartel de Medellín, a la sazón encabezado por Pablo Escobar Gaviria, quien de entonces acá fue ultimado por la policía colombiana. Escobar también fue acusado en relación con el atentado contra el vuelo 203 de Avianca.

Muñoz fue convicto de todos los 14 cargos que le radicaron, incluso asociación para delinquir, contrabando de cocaína y destrucción de una nave aérea.

El gobierno estadounidense procesó el caso porque había dos norteamericanos a bordo del vuelo 203 de Avianca cuando la nave estalló sobre Bogotá el 27 de noviembre de 1989, matando a los 107 ocupantes y tres personas en tierra.

Las autoridades dijeron que se cree que Escobar Gaviria decidió volar el avión porque sospechaba que narcotraficantes rivales o delatores se hallaban a bordo.

Los fiscales dijeron que Muñoz, quien presuntamente mató a 50 personas en su carrera como sicario, ayudó a colocar la bomba a bordo del vuelo 203 antes que partiera de Bogotá rumbo a Cali.

Su abogado, Richard Jasper, arguyó que a Muñoz se lo procesaba como chivo expiatorio para Escobar Gaviria, quien evadió a las autoridades durante años mientras reunía una fortuna a base del tráfico de cocaína. Jasper mantuvo asimismo que muchos de los testigos del estado declaraban con la esperanza de que les rebajaran sus propias sentencias.

Jasper, asignado a este caso, intentó, como en el juicio anterior, desvirtuar la acusación insistiendo en que no hay pruebas que vinculen directamente a Muñoz con el atentado y los testigos más importantes son convictos que intentan obtener una reducción de sus penas.

Muñoz cayó preso en el condado neoyorquino de Queens en 1991 y se le acusó inicialmente de mentirle a los agentes federales sobre su identidad, por lo cual había sido condenado a seis años de prisión. Cuando se adelantaba su primer juicio por los cargos de falsa identidad fue acusado del atentado al vuelo 203 de Avianca.

Historial Muñoz era señalado en 1989 como el jefe del ala militar del Cartel de Medellín.

Según las autoridades, estuvo a cargo de la indiscriminada matanza de más de cien miembros de la Policía en la capital antioqueña y fue uno de autores intelectuales del asesinato del comandante de esa institución en Medellín, coronel Valdemar Franklin Quintero.

En muchas ocasiones ejecutaba directamente las órdenes de Pablo Escobar Gaviria y tras asesinar a sus víctimas hacía disparos al aire para celebrar el éxito de la misión.

Durante la masacre de policías, La Quica pedía a los sicarios que dirigía las direcciones y los nombres de los uniformados asesinados, para evitar pagar por ellos dos veces.

En su historial delictivo aparece una primera fuga de la cárcel de Bellavista en Medellín el 2 de agosto de 1988, en compañía de su hermano Brances Muñoz Mosquera, Tyson .

Fue recapturado el 16 de enero de 1991 en San Rafael (Antioquia) y tres días después trasladado a la Penitenciaría Nacional de La Picota en Bogotá, tras develarse un plan para sacarlos nuevamente de Bellavista.

Dos meses después, el 18 de abril, Dandenys Muñoz se fugó de La Picota.

El 21 de septiembre de ese mismo año, La Quica fue aprehendido por doce agentes de la DEA que desde hacía varios días seguían sus pasos en Nueva York, a donde viajó supuestamente para atentar contra varias personas que iban a actuar como testigos de Pablo Escobar en el juicio a Manuel Antonio Noriega.

La captura se produjo en una esquina de Queens cuando hacía una llamada telefónica. En ese momento dio una identidad falsa, cargo que permitió que fuera condenado a seis años de prisión.

Contrariamente a los resultados del veredicto del jurado de la Corte Federal de Nueva York, que lo encontró culpable por el atentado al avión de Avianca ocurrido el 27 de noviembre de 1989, en Colombia fue desvinculado en el proceso por los mismos hechos.

Inclusive Carlos Mario Alzate Urquijo, Arete , uno de los lugartenientes de Pablo Escobar sometidos a la Justicia, aseguró que Muñoz Mosquera no había tenido participación en esa acción terrorista y aseguró que dicha acción la planeó el cartel de Medellín para atentar contra el entonces candidato presidencial Cesar Gaviria Trujillo.

El anterior fiscal General de la Nación, Gustavo de Greiff Restrepo, envió una comunicación al Juez que llevó el proceso de La Quica , poniendo en su conocimiento esta situación, lo que generó una polémica tanto en el país como en Estados Unidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.