Los probióticos: bacterias saludables

Los probióticos: bacterias saludables

En el aparato digestivo existen bacterias benéficas, conocidas como probióticos.

30 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Son microorganismos que ayudan a mantener bajo control a las bacterias malignas –producto de una mala alimentación, entre otros factores–, que llegan al intestino grueso y que pueden causar enfermedades digestivas.

Los probióticos mejoran la digestión, porque producen vitaminas esenciales para el hombre. Sin embargo, se pierden en el organismo cuando las personas reciben quimioterapia, padecen de diarrea prolongada o consumen muchos antibióticos.

En estos casos se recomienda consumir fibra, componente propicio para regenerarlos.

Otra opción para recuperar estos microorganismos es ingerir bebidas que los contienen: lácteos como el yogurt.

Sin embargo, los médicos recomiendan consumir cebolla, alcachofa, centeno, avena y muchas frutas y verduras.

Según Saúl Rugeles, médico especialista en terapia nutricional y metabólica, “quienes tengan muy bajas defensas, como las personas con sida deben consultar a su nutricionista, pues los productos con probióticos pueden causarles molestias”.

Es importante tener en cuenta que los probióticos no son lo mismo que los prebióticos. Estos últimos son sustancias que se encuentran en las fibras solubles como verduras o frutas, y que al ser digeridos contribuyen a la generación de probióticos.

FUENTES: SIEGBERT PHILIPP Y GEOFF O’SULLIVAN, CIENTÍFICOS EUROPEOS.

¿QUÉ HACER CUANDO ATACAN? El primer paso es buscar ayuda médica y, desde la aparición del primer síntoma, reemplazar los líquidos y electrolitos (sal y minerales) perdidos a causa de la diarrea. Se recomienda limitar los alimentos sólidos y evitar siempre la automedicación. En algunos casos requerirá antibióticos y en otros, fármacos como los antiespasmódicos, que siempre deben ser prescritos por el médico. En casos extremos la persona afectada puede requerir hospitalización, especialmente cuando se consulta muy tarde. La norma es sencilla: si una diarrea dura más de dos días, hay que acudir al médico de inmediato.

Cuando se trata de niños no hay que esperar. Es necesario consultar enseguida y suministrar la hidratación debida. Por nada del mundo se deben dar antidiarreicos. Cabe recordar que algunas de estas enfermedades, como el botulismo, pueden llegar a ser mortales.

Otras pueden complicarse y ocasionar infecciones generalizadas, anemia, deshidratación severa, falla renal, coma y muerte.

* CON INFORMACIÓN DEL SERVICIO DE SALUD PÚBLICA DE ESTADOS UNIDOS.

- 3,3 millones de niños menores de 5 años mueren anualmente por diarreas agudas, en los países más pobres del mundo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.