Secciones
Síguenos en:
Alberto Quijano, un pastuso de alto vuelo

Alberto Quijano, un pastuso de alto vuelo

El primer cohete que Alberto Quijano Vodniza intentó poner en órbita quemó la ropa de sus padres, en el patio de su casa de Pasto. La nave, a la que con sus dos hermanos bautizaron ‘Apolo’, falló en ese despegue, impulsado por pólvora, desde una plataforma de madera.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de septiembre 2007 , 12:00 a. m.

Ese 21 de diciembre de 1969, Quijano, de 11 años, quería emular el lanzamiento de la primera nave tripulada y la llegada del hombre a la Luna, transmitida por televisores en blanco y negro. Le había dedicado una semana a los preparativos y hubo hasta conteo de sus hermanos. Por el accidente, los padres le prohibieron más experimentos.

Pero, ese vuelo frustrado hizo que este nariñense siguiera pensando que su mundo estaba en ese cielo, que miraba de noche, acostado en el piso. Con su persistencia y minuciosidad llegó a ser el fundador del Observatorio Astronómico de la Universidad de Nariño, desde donde el 13 de agosto del 2004 encontró a ‘Toutatis’, un asteroide que llevaba perdido 15 años.

También, ha sido uno de los científicos invitado por la Nasa para tareas de observación y análisis.

El inusitado interés en el estudio lo atribuye a sus padres, el historiador Alberto Quijano Guerrero y Bertha Vodniza, de origen yugoslavo. Siendo el mayor, les enseñó a leer y escribir a sus otros dos hermanos antes de que entraran a la escuela.

“Recuerdo que el profesor de filosofía se cansó de mí y me dijo que preparara la clase siguiente. Me preparé y a mis compañeros les dicté la teoría de la relatividad y geometría analítica”. De ahí en adelante fue el tutor de muchos de ellos.

En esos años ideó un trasmisor que interfería las ondas radiales de las emisoras, así enviaba mensajes a las vecinas. A los 12 años estudió por correspondencia técnica en electrónica, refrigeración y acondicionamiento de aire acondicionado, en la National Schools, de Estados Unidos. “Era algo absurdo ese curso en Pasto que es una ciudad cuyo promedio de temperatura es de 12 grados, pero quería aprender sobre todo lo que había. A ese estudio le debo lo que se de electrónica”, dice.

Aventuras en el firmamento El final de los años sesenta y el inicio de los setenta acentuaron su espíritu de aventura. Fidel Castro y su revolución, los Nadaístas, los Hippie, el Ché Guevara, el rock, los movimientos estudiantiles, ver ganar a Brasil la Copa del Mundo de Fútbol en México y, sobre todo, la llegada en el año 1969 del hombre a la Luna, marcaron por siempre a Quijano Vodniza.

Se graduó como físico-matemático de la Universidad de Nariño y luego alcanzó un máster en física de la U. de Puerto Rico. Esos estudios le ratificaron su admiración por Albert Einstein y por Carl Sagan, a quien hubiera querido conocer en persona.

El 5 de julio del 2005 fue convocado por la Nasa, junto a medio centenar de científicos del mundo, para observar y analizar el impacto del cometa Tempel 1, la primera conflagración cósmica efectuada por el hombre. El Observatorio Astronómico de la Universidad de Nariño fue uno de los 50 proyectos escogidos en el programa Pequeños Teles-copios, para monitorear el choque entre un proyectil dirigido a ese cometa, a 170 millones de kilómetros de la Tierra.

Su tarea consistió en tomar fotografías y fotometrías para definir cuáles son los materiales que se aprecian en el polvo levantado por esa colisión.

El 27 de enero del 2006, el Observatorio nariñense tomó fotos del planeta más lejano del universo, hallado en el 2003. Con apoyo del equipo avistaron el planeta UB313, localizado a más de 15.000 millones de kilómetros, más allá de Plutón. Se calificó como un logro poco común en el mundo y fue avalado por observatorios como el Instituto Tecnológico de California (Estados Unidos).

Su grupo fue escalafonado en el 2006 en la categoría de excelencia ‘A’ por Colciencias; es también par de esa entidad en el área de astronomía. Quijano ha publicado fotografías y datos de astronomía en páginas Web de la Nasa, Jet Propulsion Laboraty y Spaceweather. La revista Gerente-Business-Week, en el año 2005, lo distinguió como uno de los 100 líderes colombianos.

MÁS HISTORIAS Y TEORÍAS DE QUIJANO.

Este astrónomo pastuso, de 55 años, no cree que a la Tierra hayan llegado naves espaciales porque no hay evidencias científicas, pero sí cree que hay vida en otras galaxias.

Se alista para estar junto con 600 científicos del mundo como ponente, justamente, del hallazgo del ‘Toutatis’ (Study of The 4179 Toutatis Asteroid), en el DPS 39 Meeting-The University of Central Florida, organizado por la American Astronimical Society y la Nasa, en Orlando-Florida, del 6 al 17 de octubre.

También estará presente en el lanzamiento del cohete Delta 2, en Cabo Cañaveral. Esa es la vida de un nariñense que nunca dejará de buscar ciencia en el firmamento y que sueña que, algún día, cruzará por la puerta de entrada como astrofísico de la Nasa.

El calzado lo remendaba o usaba cartones. Con lo que me daban de Navidad compré mi primer microscopio en 300 pesos”.

Alfonso Quijano Vodniza, astrofísico nariñense.

15 años .

llevaba perdido el asteroide ‘Toutatis’, que fue encontrado por el astrónomo pastuso Alberto Quijano Vodniza, fundador del Observatorio Astronómico de la U. de Nariño.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.