Viaje al interior del colosal A380

Viaje al interior del colosal A380

Muchos de los invitados especiales a ver el avión de pasajeros más grande del mundo en la base militar de Catam se llevaron una gran sorpresa.

28 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Esperaban encontrar una aeronave llena de sillas espectaculares y lujosos bares como han mostrado los medios en las fotos. Pero, en realidad, encontraron 60 asientos relativamente modestos en una enorme cabina de doble piso con las paredes empapeladas y cubiertas de espuma y kilómetros de cable atravesándola de nariz a cola.

El coloso del aire que vino a la capital para hacer pruebas de aterrizaje y decolaje en altura, era en realidad un laboratorio, con pantallas por todas partes que registraban cualquier novedad en los equipos.

Constantemente los computadores estuvieron enviando datos exactos sobre su desempeño a centros de información especializados, incluida la base central en Toulouse (Francia).

Lo que más les importaba a los técnicos e ingenieros era saber cual era el desempeño de los nuevos motores de la aeronave que, por la altura de Bogotá, tuvieron que trabajar casi el doble.

La vista abajo desde el segundo piso del A380 es la misma que se tendría desde el segundo piso de un edificio.

Allí solo había tanques llenos de agua. Todo este montaje se hizo con el fin de simular el peso de personas a bordo, señalaron los técnicos de Airbus.

Una de las principales ventajas que tiene este avión, frente a otros grandes como lo es el Boeing 747, es que necesita menos pista tanto para hacer el aterrizaje como para decolar.

También la cabina es un 50 por ciento más ancha, lo que permite instalar sillas mucho más cómodas en todas las clases.

La cabina de mando es un centro de alta tecnología. A diferencia de otros aviones, tiene dos computadoras en donde se almacena información de gran utilidad como las cartas de navegación.

“Hoy en los pilotos en cualquier otra aeronave tiene que soportar la incomodidad que generan estas cartas en papel. Aquí las verán en una pantalla”, explicó la gerente de comunicaciones de Airbus para Latinoamérica, Ann de Crozals También esos computadores se hacen cargo de impedir posibles errores de la tripulación y de monitorear de manera exacta todos los aspectos del avión.

El A380 se fue ayer de regreso a Francia a la dos de la tarde. De allí partirá a otros destinos en Asia y Estados Unidos y Oceanía.

Y va a estar de regreso a mediados de octubre en Bogotá, para hacer nuevas pruebas y acumular otro trayecto en el itinerario de 150 horas continuas de vuelo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.