ECONOMISTAS CRITICAN POSIBLE REBAJA DE IMPUESTOS EN EE.UU.

ECONOMISTAS CRITICAN POSIBLE REBAJA DE IMPUESTOS EN EE.UU.

La competición entre la futura mayoría republicana del Congreso norteamericano y el presidente Bill Clinton para aliviar el fardo fiscal de la clase media resulta contraproducente porque es potencialmente inflacionista y hará subir más las tasas de interés, estimaron el viernes numerosos economistas.

17 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Al impulsar gastos de consumo ya firmes, una reducción de los impuestos aumentará probablemente la tensión en los precios, subrayó John Lonski, el principal economista de Moody s, empresa neoyorquina de notas financieras.

Si las bajas de impuestos propuestas, 60.000 millones de dólares en cinco años para Clinton y más de 100.000 millones para los republicanos, no son compensadas con reducciones equivalentes de los gastos públicos, los mercados financieros los sentirán como un abandono de la disciplina presupuestaria y volverá el temor a la inflación, predijo.

En respuesta, el Sistema Federal de Reserva, banco central, estará obligado a ajustar más aún su política monetaria para tranquilizar a los capitalistas y frenar la actividad para evitar un exceso de crecimiento. El Sistema Federal hizo ya subir seis veces sus tasas directoras desde febrero para evitar toda posibilidad de aceleración del aumento de precios con el vigor económico persistente.

Para los consumidores norteamericanos, el aumento del poder de compra derivado de la baja de los impuestos podría ser de corta duración y costarles caro en intereses suplementarios a sus préstamos inmobiliarios y a sus créditos para los autos, explicó Edward Yardeni, encargado de los servicios económicos del banco de inversiones C.J. Lawrence.

El economista estimó que una reducción de los impuestos es un caballo de Troya económico para la clase media estadounidense porque en el interior de ese regalo está el encarecimiento del costo del crédito .

El gobierno afirmó por su parte que las medidas fiscales propuestas el jueves por Clinton están totalmente cubiertas por reducciones de gastos y por lo tanto no son inflacionistas.

El programa del gobierno para reducir el déficit presupuestario en 500.000 millones de dólares en cinco años, aprobado en 1994 por el Congreso, no está en tela de juicio, subrayó el viernes el Secretario General de la presidencia y ex director de Presupuesto, León Panetta, en una conferencia de prensa.

Esos recortes fiscales están totalmente compensados , afirmó.

Sería exacto decir que las tasas de interés van a aumentar si las reducciones impositivas no estuvieran cubiertas por reducciones de gastos , dijo por su parte Lloyd Bentsen, ministro de Finanzas renunciante.

Agregó que el lunes revelaría los detalles de las medidas de economía decididas para cubrir la disminución de los impuestos.

El jueves Clinton había anunciado su intención de reducir el tamaño de algunos ministerios. Bentsen, por su parte, habló el viernes de economías en los enormes programas gubernamentales de atención médica.

Laura Tyson, jefa de consejeros económicos de la presidencia, dijo en una entrevista en el canal de televisión CNBC que el aumento del consumo que resultará de la baja de los impuestos no será inflacionista porque estará compensada por una disminución de los gastos del gobierno.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.