A QUIÉN LE SIRVE EL LOBBY

A QUIÉN LE SIRVE EL LOBBY

Con la fatiga dibujada en el rostro, un café en la mano y la felicitación de varios colegas por la labor cumplida, el presidente del Congreso, Juan Guillermo Angel, hizo el balance del periodo legislativo que terminó el viernes.

18 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

A pesar de su carácter recio, de las posiciones radicales que tuvo que asumir, como cuando pidió archivar el narcoproyecto, y de las enormes presiones que él mismo reconoce ha tenido el Congreso, Angel sólo se vulnera cuando habla de su familia.

Luego de expresar el remordimiento que le causaban las prolongadas ausencias de su hogar, el Presidente del Congreso no pudo ocultar las lágrimas durante la entrevista.

Cómo cree que le fue al Congreso en este comienzo de legislatura? A mi juicio y a pesar de que fue un año perturbado por cinco procesos electorales, creo que el Congreso, en general, y el Senado, en particular, han mostrado seriedad y dureza de carácter. Una institución que ha sufrido tanto el mal endémico de los colombianos, de la violencia y de las presiones, tiene, sin embargo, la cabeza en alto. El Congreso ha sido responsable con el país, le ha dado buenas leyes.

Qué leyes destacaría usted? La Ley de Educación, la de Televisión, el Estatuto Anticorrupción, que está a punto de ser evacuado; las reformas constitucionales que empiezan a abrirse camino. Cada una de ellas ha sido evaluada con seriedad y responsabilidad.

Pero también está la ley que modifica las unidades legislativas, que ha causado mucha controversia...

El esfuerzo que tiene que hacer un congresista es enorme. Estamos en una desventaja frente al Ejecutivo y frente a los grandes poderes económicos. Estos cuentan con un equipo asesor para cada tema. Los congresistas prácticamente se tienen que defender solos, con su conductor y su secretaria, para tratar de evaluar y analizar los proyectos y evitar que al país se le hagan goles. El mismo Ejecutivo, los grandes medios, los conglomerados, las agremiaciones pueden promover esos goles.

Pero esta ley puede interpretarse también como una presión de los congresistas al Gobierno? Personalmente ni participé, ni vi, ni oí, ni tengo ningún indicio que me indique eso. Yo creo que el país tiene que ser serio y responsable en el sentido de que las leyes son las normas de oro para el país y que un error en una ley es más costoso que cualquier otro error que pueda cometer un funcionario público. Por lo tanto, es necesario dotar a esta Corporación. El Congreso colombiano tiene 252 empleados frente al de los Estados Unidos que tiene 30.000. En dicho país hay 300 asistentes por parlamentario, quien también goza de una sección de asesores para presupuesto que compite con la sección de asesores del Ministerio de Haciendo de su mismo país. Ello permite hacer cosas como la de realizar un seguimiento al presupuesto; evaluar, juzgar y comparar modelos macroeconómicos para medir los efectos de alterar una u otra partida, en fin.

Cuáles son las inquietudes reales de los congresistas frente a las unidades legislativas? Contar si quiera con un profesional porque aquí la unidad legislativa se agota con una secretaria en la Capital y otra en la provincia y un conductor aquí y otro allá y, desgraciadamente, con dos guardaespaldas porque este país se volvió así. El congresista no tiene capacidad económica para disponer del pago extra de un abogado, o un ingeniero, o un economista que lo asesore en su tarea. Aquí se tramitan materias disímiles: salud, educación, ingeniería. Yo, por ejemplo, no soy abogado. Hay congresistas ingenieros, odontólogos, periodistas que legislan sobre temas para los cuales no están preparados. El parlamentario necesita quien lo ayude. Lo que se ha visto es que tiene que recurrir, miserablemente, a los conglomerados para que le presten los abogados y asesores y ellos, seguramente, no van a trabajar ad hoc sino por sus propios intereses.

Mucho lobby en esta legislatura? Inconmensurable. Hubo lobby de todos los colores, tamaños y condiciones sobre muchos proyectos de ley. Hubo presiones blancas y negras. Esto es otra cosa que tiene que estudiar el país: el lobby. Que se sepa quién está haciendo el lobby, cuánto está ganando por ello y para quién lo hace. Que el congresista tenga la posibilidad de hacer uso de la palabra para informar a quien le está haciendo lobby. En Colombia declararse a favor de un interés particular es causal de mala conducta y motivo para quitarle al parlamentario su investidura. Suponer que el Congreso no es un lugar de conflictos, en donde se dirimen intereses entre los distintos sectores de la sociedad, es una hipocresía absoluta.

Qué pasó con la afirmación del presidente Samper de que hay algunos congresistas vinculados con el narcotráfico? Es un tema delicado y grave el que el narcotráfico haya permeado el comercio, la prensa, el turismo, toda la sociedad colombiana. En cuanto al Congreso, yo no afirmo que si o que no. Pienso que hay que hacer más transparente la política colombiana para evitar que alguien pueda ser presa de quienes le insinúen financiaciones dudosas para sus campañas y, con ese argumento, se comprometa el voto y la elección.

Cuál es su posición frente al controvertido artículo 31 de la Ley de Televisión? Lo voté negativamente en la Corporación, lo voté negativamente en la plenaria y colaboré para que se redactara de nuevo en la comisión de conciliación. A mi juicio, la legislación colombiana sobre prensa está en pañales. Colombia necesita una legislación de prensa coherente. Considero, además, que aún con una ley coherente no se resolverá el problema mientras la prensa no haga lo que, por lo menos, está haciendo el Partido Liberal, dándose su propio comité de ética que la autorregule. El secreto está cuando la sociedad colombiana comience a autorregularse. Que decida quien puede ser digno o no de ejercer su ocupación u oficio.

Cómo le fue a usted con su familia, con su esposa, con sus hijos? Mal, muy mal. Ese hecho de tener que vivir aquí y allí, ese hecho de tener que abandonar el hogar por largos periodos, eso no es bueno. Yo siento mucha nostalgia...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.