ALERTAN SOBRE UN POSIBLE DESASTRE EN PUERTO WILCHES

ALERTAN SOBRE UN POSIBLE DESASTRE EN PUERTO WILCHES

Un llamado al Gobierno Nacional hicieron las comunidades de cinco corregimientos de Puerto Wilches (Santander), en las riberas del río Magdalena, para que se ejecute el proyecto de control de inundaciones elaborado por el Ministerio del Transporte.

17 de diciembre 1994 , 12:00 a. m.

Los 4.952 habitantes de Vijagual, Paturia, Sitio Nuevo, El Guayabo y Bocas del Rosario le pidieron al Gobierno que ejecute dicho proyecto. Su costo es de 1.011 millones de pesos, según la evaluación hecha por la Unidad de Estudios Fluviales-Buque Explorador; sin embargo, el municipio apenas cuenta con 20 millones de pesos, es decir el 1,9 por ciento de lo que se necesita.

En estas localidades, al norte de la cabecera municipal, en los últimos años han quedado centenares de familias damnificadas y sin pertenencias por las inundaciones del río.

En Vijagual, a 39 kilómetros del casco municipal, sus 2.800 habitantes viven en constante zozobra, pues el río ha erosionado varios sectores de la muralla de 1.150 metros de longitud, construida en 1.983, dijo Emilda Escobar, secretaria de la Junta de Acción Comunal.

En Paturia y Sitio Nuevo, a 23 y 36 kilómetros de la cabecera municipal, existen erosiones de 350 metros de longitud y cuatro metros de profundidad.

Mientras tanto, en El Guayabo, la erosión de la orilla es de 300 metros de longitud y en Bocas del Rosario se debe tomar una pronta decisión para evitar un desastre en esta población.

El estudio recomienda para Vijagual reforzar la muralla existente y construir otros 140 metros de muralla con bolsa de concreto. Para Paturia, también la construcción de una muralla con bolsas de concreto es urgente.

Mientras que en Sitio Nuevo la protección se debe hacer preferiblemente en enrocado , señala la Unidad de Estudios Fluviales. Para El Guayabo, deben colocarse dos espolones grandes.

Finalmente, el informe asegura que en Bocas, el alcalde debe elegir el tipo de obra que se debe realizar pues la protección con enrocado tiene un costo de 800 millones de pesos , concluye el estudio.

Según el actual presidente del Concejo, Modesto Torrecilla, para realizar estas obras, el Gobierno Nacional y departamental deben aportar económicamente porque el municipio no tiene suficientes recursos.

Del presupuesto municipal del año entrante, que es de 2.645 millones de pesos, se asignaron 20 millones para la contención de las murallas, de los cuales la mitad será para el sector rural y la otra mitad para el casco urbano.

En el invierno pasado, se reportaron pérdidas por 500 millones de pesos en estos corregimientos, representados en la inundación de 750 hectáreas de maíz, plátano, yuca, auyama, arroz, ajonjolí y la muerte de 200 semovientes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.