Energía con pago anticipado

Energía con pago anticipado

Con el fin de brindarles a los usuarios una herramienta que les permita controlar sus gastos de energía y evitar los recortes de luz, varias empresas de electricidad están implementando sistemas de pago anticipado, que en vez de facturas utilizan una tarjeta.

26 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Esta estrategia se está montando principalmente entre los estratos 1, 2 y 3, para facilitar su acceso y permanencia en el servicio de energía.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) es una de las que está trabajando con esta nueva modalidad de cobro, que en un principio pretende resolver la problemática de las familias que tienen los servicios suspendidos en la capital antioqueña.

La compañía realizó un primer proyecto piloto entre febrero del 2005 y marzo del 2006 para atender a 94 clientes de estratos 2, 3 y 4. Utilizaron tarjetas de 2.000, 5.000, 10.000 y 15.000 pesos, para el pago de las tarifas que se cobran por estratos, igual a las del pospago.

Una vez terminada la prueba piloto, concluyeron que el 93 por ciento de los clientes consideraron el sistema de fácil manejo y el 88 por ciento se adaptó fácilmente a él. Por eso, decidieron seguir adelante con la iniciativa y hoy la energía de 270 familias funciona bajo esta modalidad. La empresa tiene diligenciadas 560 solicitudes más para su instalación.

"La idea es hacerlo de manera secuencial, con instalación de medidores y capacitación a las familias hasta abarcar las 16 comunas de Medellín. Luego vamos a ir a los municipios aledaños", dice Inés Helena Vélez, subgerente general de transmisión y distribución de energía de EPM.

La meta de la compañía es llegar en cinco años, a 32.000 familias de estratos 1,2 y 3. Las tarjetas se pueden recargar en los puntos de venta del Baloto.

UNA SOLUCIÓN PARA BOGOTÁ Otra de las comercializadoras que está trabajando con este sistema es Codensa, que inició un proyecto piloto en abril de 2006 en Bogotá y Cundinamarca, con 300 clientes, haciendo uso de tres tecnologías distintas para determinar cuál puede ser la mejor.

Se implementó en el barrio Yomasa de la localidad de Usme, en el barrio Quintas de la 80 de la localidad de Engativá y en los municipios Madrid y San Cayetano.

Este proyecto finalizó a mediados del año y en el momento la empresa está analizando los resultados.

Al igual que en EPM, este programa está orientado a los clientes de menores ingresos de Codensa, con el fin de que adquieran una mejor cultura del uso y consumo eficiente de energía eléctrica. Se estima que durante el 2008, la empresa tendrá el producto definitivo diseñado y en marcha.

La Empresa de Energía de Boyacá también instaló inicialmente 100 medidores para pago anticipado en Tunja, dentro de un programa piloto. Ahoraquiere extenderlo por la ciudad y comercializa los contadores que se pueden recargar con tarjeta.

En las zonas apartadas, no interconectadas a la red eléctrica central, también se está pensando en montar esta modalidad para que la gente pueda programar su consumo y sea consciente del gasto de energía, pero según funcionarios del Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las zonas no interconectadas (Ipse), se necesita hacer una adecuación de toda la red.

32 mil familias de estratos 1, 2 y 3 pretende cubrir EPM con la modalidad prepago.

Opciones de tecnologías prepago Existen distintas tecnologías para implementar los sistemas de pago anticipado. Uno de ellos es el Pin, que consiste en el ingreso de un código suministrado al momento de la compra en el punto de venta. Al digitarlo en el equipo instalado en la vivienda se activa la energía. Este es el modelo que implementó EPM y el que utilizó Codensa en el barrio Yomasa.

También está la activación por tarjeta inteligente que consiste en la recarga de una tarjeta al momento de la compra en el punto de venta y posterior activación de la energía ingresándola en el equipo instalado en el domicilio. Se activó en el proyecto piloto de la localidad de Engativá en Bogotá También existe la posibilidad de la activación remota, que se experimentó en los municipios de San Cayetano y Madrid, en Cundinamarca.

AHORRO Los sistemas prepago les permiten a las empresas eliminar los gastos de la factura y los problemas de cartera y conexión y reconexión. Además, desde el punto de vista del sector público, hacen sistemas de reportes más ágiles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.