Su zona íntima necesita atención

Su zona íntima necesita atención

Así como cada día las mujeres dedican un tiempo especial a bañarse, maquillarse y perfumarse, también deben darle unos minutos al cuidado de su zona íntima, y si bien lo que se necesita no demanda mucho tiempo, ni esfuerzo, sí es necesario realizarlo a diario.

26 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

El constante cambio hormonal o la humedad exagerada en la vagina son las principales razones por las que las mujeres pueden sufrir infecciones. No es un asunto para alarmarse o temer, debido a que llega a afectar a todas las mujeres sin importar su edad.

Y aunque es necesario mantener una rutina de higiene íntima durante todas las etapas de la vida, el posparto es una época particular en la que deben aumentarse los cuidados.

Entre las semanas cuarta y sexta, después de haber dado a luz, el cuerpo regresa a su estado normal y, en ese proceso, la mujer tiene sangrados que duran aproximadamente dos semanas, denominados loquios; al principio serán de un color rojo intenso, que luego se convertirá en rosado o un tono salmón.

La ginecóloga Aura Cuevas hizo parte, junto con otros 20 expertos, del Primer Foro Latinoamericano para la Higiene Íntima femenina, que se realizó en Cartagena, con el fin de unificar conceptos sobre el tema.

La médica recomienda a las mujeres que pasan por el puerperio, según los criterios establecidos durante el Foro, tener “una higiene muy cuidadosa, y mucho más si el parto ha necesitado de episiotomía (corte para agrandar la apertura de la vagina)”.

Cuevas aconseja realizar “un lavado con agua y jabón suave, ojalá en forma líquida; debe ser realizado varias veces al día después de orinar o de hacer deposiciones. El secado debe hacerse sin frotar, con toques suaves o con secador de pelo, a temperatura tibia, con la zona seca se disminuyen los riesgos”.

Es muy importante que las mujeres presten especial atención a los loquios, pues si tienen mal olor, puede ser una señal de infección.

La experta también recomienda usar exclusivamente toallas sanitarias y evitar el uso de tampones; de la misma manera, durante las primeras semanas no es aconsejable tomar baños de inmersión en tinas, piscinas o el mar, para disminuir el riesgo de molestias posteriores.

Todos los días .

Los protectores aumentan el flujo, que aparece para defenderse de ese cuerpo extraño y así crece el riesgo de presentar infecciones.

Los tampones deben cambiarse en promedio cada 4 horas, dependiendo de las necesidades. No se recomienda usarlos en las noches.

El área genital debe lavarse con jabón líquido, que no altera el pH de la vagina.

No lave la ropa interior con detergentes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.