Lentejas, energía pura

Lentejas, energía pura

“Lentejas: si quieres las comes... y si no las dejas”, reza un antiguo refrán, pero las virtudes nutritivas y culinarias de este alimento sugieren incorporarlo y mantenerlo en la dieta.

26 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Estas legumbres –pródigas en proteínas, vitaminas, minerales y fibra– son un almacén de sustancias nutritivas, que proporcionan energía constante y pocas grasas.

Además, son ricas en ácido fólico: una taza de lentejas cocidas contiene casi el ciento por ciento de la dosis alimenticia recomendada en E.U. a las embarazadas.

Las variedades de color verde y café son buenas fuentes de selenio, hierro y manganeso, y contienen también fósforo, zinc, tiamina, vitamina B6 y folato.

Para David Mc Clellan, experto de la Asociación de Legumbres de Estados Unidos, “las lentejas aventajan a otras verduras en su mayor contenido nutritivo y efecto saciante, porque al contrario de una ensalada, a la que sigue una sensación de hambre, con comer poco llenan mucho, evitando la necesidad de picar”.

Así mismo, son fáciles y rápidas de preparar, se cuecen rápidamente, no necesitan remojo, como los garbanzos, y en menos de una hora se puede hacer un plato con ellas.

El experto sugiere incorporarlas a la dieta con regularidad, comiéndolas todo el año, no solo en invierno, sino también en primavera y verano, cuando se pueden consumir en ensaladas o platos fríos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.