Fujimori, en el banquillo

Fujimori, en el banquillo

Alberto Fujimori no es el único ex presidente latinoamericano que ha sido pedido en extradición por la justicia de su país después de buscar el exilio. Ahora mismo, en una cárcel de Bolivia purga una condena el ex dictador Luis García Meza, extraditado del Brasil en 1995. Y en Estados Unidos está por definirse la suerte de otro ex presidente boliviano, Gonzalo Sánchez de Lozada –reclamado por su país por el cargo de genocidio–, y la del ex hombre fuerte panameño Manuel Antonio Noriega, que pagó en E.U. una pena de 17 años por narcotráfico y ahora es pedido por Francia y Panamá.

26 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Pero la historia de Fujimori es una caja incesante de sorpresas, que la distingue de las demás. La más reciente es su deportación y encierro en el Perú, y la primera, su elección en 1990, cuando el desconocido ingeniero agrónomo de origen japonés, de quien nadie había oído hablar hasta entonces, venció al afamado escritor Mario Vargas Llosa y conquistó la Presidencia.

Aquel primer periodo fue una mezcla de éxitos económicos, victorias militares (liquidación del grupo terrorista Sendero Luminoso) y atropellos contra la democracia, como el cierre del Congreso y la persecución de sus enemigos políticos –entre ellos el ex presidente Alan García–, que dieron partida de nacimiento a un nuevo término en la política peruana: el ‘fujimorazo’.

Picado por el virus reelectoral, Fujimori enmendó la Constitución y logró un segundo mandato. Náufrago en un mar de corrupción y tras otra reelección en el 2000, aprovechó un viaje a Brunéi en noviembre de ese año para dar una nueva sorpresa: dimitió por fax a la jefatura del Estado y se asiló en el Japón. A partir de ese momento, el gobierno nipón lo protegió y se negó a extraditarlo.

Desde el Japón manejó los hilos de su cauda política, que aún tiene cientos de miles de seguidores. Su hija Keiko Sofía fue elegida congresista hace un año con 600 mil votos. Mientras tanto, las autoridades encarcelaron al zar de la corrupción fujimorista, el siniestro asesor Vladimiro Montesinos, que hoy paga 20 años de prisión, y al general Nicolás de Bari Hermoza, temido comandante del Ejército.

Hace dos años, Fujimori viajó a Chile, fue aprehendido allí y pedido en extradición por el entonces presidente, Alejandro Toledo. En Lima confiaban juzgarlo por más de 50 causas criminales, pero la Corte Suprema chilena solo autorizó al final siete procesos. Sobre esta base, Fujimori aterrizó en Lima el sábado, al cabo de siete años como prófugo y 695 días bajo arresto domiciliario en Chile. En su patria natal lo esperaban seis juicios por corrupción y otro por dos matanzas que dejaron 25 víctimas.

Mucho han cambiado las cosas desde aquel fax de renuncia de hace siete años.

García, a quien Fujimori despojó de su ciudadanía, regresó a la Presidencia, pero promete que el reo tendrá un juicio justo, digno de un país democrático. Hay algo más. El Apra, partido de gobierno, es minoritario en la Cámara y le conviene sumar los trece votos del grupo de Keiko Sofía.

Por otra parte, a Fujimori le falta un año para cumplir 70, edad a la cual solo cumpliría prisión domiciliaria. Con un poquito de ayuda dilatoria y otro de suerte, podría ocurrir que no pasara un solo día en la cárcel. Este sería el mayor ‘fujimorazo’ en la rocambolesca historia de este singular personaje, que suscita tantos odios y simpatías entre los peruanos.

Nada de raro sería que el último ‘fujimorazo’ del ex presidente sea no pasar un solo día en la cárcel.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.