Superó a más de 12 enfrentados

Superó a más de 12 enfrentados

Este mes finaliza la telenovela Hasta que la plata nos separe. La historia del libretista Fernando Gaitán se mantuvo, durante su año y medio de transmisión, en los primeros lugares del prime y desplazó en su horario a más de doce programas de la competencia.

24 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Entre ellos: Decisiones, Amores cruzados, Desafío, La ex, Sin tetas no hay paraíso, Buscando el cielo, Buscando estrellas, Premio gordo, Criminal, La tormenta, Frente al miedo, Las profesionales, El Engaño, Escalona, El zorro y Nuevo rico, nuevo pobre.

Gaitán está a dos capítulos de escribir la palabra fin en la historia que terminará al aire este mes, y asegura que al igual que Yo soy Betty, la fea y Café, esta será otra de sus obras consentidas.

Así se defendió de la competencia.

¿Se quita un dolor de cabeza con el final de esta novela? Me quito una gran tensión. Ya estoy reseco. He escrito durante dos años.

Duró al aire año y medio.

¿Cuántos capítulos escribió en total? La cuenta exacta: 320 medias horas...Betty tuvo 340 y Café 357.

¿Aunque no marcó los índices de ‘Betty’, la considera magistral? No he considerado a ninguna de mis obras magistrales. Pero ha sido una novela agradecida. La quise mucho y está funcionando bien por fuera, que es lo que más importa.

¿Ante la competencia cómo vio a su novela? Es la que más embestidas ha tenido en toda la historia de lo que me ha tocado a mí. Creo que se enfrentó a unas 17 producciones.

¿Y cuál fue el competidor más fuerte? Con Sin tetas no hay paraíso estuvo reñida y con Nuevo rico nuevo pobre hubo empate. Esas me pusieron en jaque. Es que 16 estrenos es muy bárbaro, pero digamos que hace parte de la nueva dinámica de la televisión. ¿Qué significaba cada estreno? Una preparación total. Por fortuna nunca he sido arrogante ni me he confiado. No creo que cuando uno tiene el rating no lo pierde. Asi que cada enfrentado era una batalla.

¿Cuál cree que fue el éxito de esta telenovela para mantenerse? Creo que hubo un aporte interesante en el mundo de los vendedores, de los personajes en el que salieron revelaciones como ‘la Pajarita’ y Jaime. Creo que hubo un elenco muy sólido. Una muy buena dirección. Con Sergio (Osorio) trabajábamos todos los días por teléfono. Y el tema de meter comedia en el melodrama funcionó.

¿Qué lección cree que dejó esta telenovela en el público? Supe de universidades que la siguieron por el tema del merchandising, (parte del marketing que tiene por objeto aumentar la rentabilidad en el punto de venta), la mercadotecnia, por las estrategias de ventas y por el día a día de los colombianos que les toca salir a pelearla.

¿Hubo algún personaje que quiso sacar antes de tiempo? Hay líneas dramáticas que uno quiere sacar rápidamente. Digamos que me pasó un poco con el tema de los viejitos, pero fue una labor bonita y la cumplí. ¿Por qué sacó a Carlos Serrato del elenco? Porque tenía un compromiso en España para hacer una producción y como en la línea dramática estaba metido en problemas me dio la papaya para sacarlo.

¿El suyo será un final obvio o traerá sorpresas? Todos los finales de las telenovelas tienen algo de obvios. Pero creo que este tiene una serie de sorpresas muy divertidas. Hay mucho en el final que estaba en el principio de la historia.

¿El público perdona que los protagonistas no queden juntos? Las veces que eso ha pasado, la historia sale rápidamente de la memoria colectiva de los colombianos. Se sienten estafados. Y piensan que todo lo que estuvieron viendo por tanto tiempo no los llevó a ningún lado.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.