Al caído caerle

Al caído caerle

22 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

ÍNGRID M. MORA REDACTORA DE EL TIEMPO En 1998, Diana Samacá compró un apartamento que, finalmente, se convirtió en el mayor problema de su vida.

Invirtió 20 millones en la cuota inicial y obtuvo un crédito por 44,5 millones, pagó más de 68 millones en 7 años y hoy debe más de 96,3 millones.

En el 2003, como muchas personas, quedó sin empleo y tuvo que refinanciar su obligación hasta que, en noviembre del 2005, no pudo más y Davivienda empezó el proceso ejecutivo a través de una firma de abogados.

"Desde ese momento, y hasta la fecha, las llamadas de los abogados y del departamento de cartera no cesan, ni siquiera los fines de semana, solicitándome que me ponga al día con la obligación", explica Diana Samacá.

Sin otra opción, y mientras encontraba trabajo, ella resolvió pedir 'refugio' en casa de sus padres y arrendar el apartamento en 500.000 pesos para solventar las cuotas de administración, el predial y algunos gastos de sus hijos.

Así, en septiembre del 2006 suscribió un contrato de arrendamiento con la señora Ensueño del Alma Rojas por un año y con un canon de 500.000 pesos mensuales, incluida la administración.

En octubre (y después de 11 meses de mora), Davivienda instauró el proceso jurídico.

"En diciembre, y cuando después de tres años me ocupé en un trabajo estable, no alcancé a llegar a la diligencia de secuestre. Lo curioso es que la arrendataria, muy ágil, sí se presentó y ahí empezó el vía crucis", agrega Samacá.

Según el acta, el secuestre Pablo Enrique Beltrán declara: "recibo en forma real y material y procedo a configurar contrato de arrendamiento con la señora Ensueño del Alma Rojas por un canon de 300.000 que deberá ser consignado en el Banco Agrario y a órdenes del juzgado 31".

Hoy, después de meses de negociaciones para llegar a un acuerdo con el banco, la inquilina no quiere desocupar y, ante la amenaza de destruir el bien si la desalojan, ni Davivienda ni la deudora lo quieren porque esto implica quedarse con las deudas (1,3 millones de pesos de administración y otros 2’000.000 por telefonía) y empezar el proceso de desalojo, lo que puede tardar más de un año.

El problema es que, cuenta Beltrán, "la inquilina se desapareció. Se hace negar, no consigna el arriendo, debe administración y teléfono y no devuelve el bien; además mintió sobre el monto delcanon, lo que demuestra su mala fe.

"Yo he hecho todo como lo ordena la ley pero no la puedo sacar a la fuerza, porque para desalojarla me toca iniciar el proceso y no tengo ni plata ni abogado para ello.

“Ya le pedí al juez que la desalojara pero él no se pronunció y se limitó a informar a las partes. Ahora lo máximo que puedo hacer es darle poder al banco para que inicie el nuevo proceso de lanzamiento, pero no me han respondido nada", explica el secuestre, quien recibe 100.000 pesos al mes como remuneración por administrar el inmueble y velar porque permanezca en buen estado.

"Actualmente yo no puedo acceder a una vivienda digna pues Davivienda no me quiere recibir la dación en pago porque está invadida. La cuestión es que fueron ellos los que pidieron el secuestro.

“Ningún banco me presta y nadie me arrienda, con el agravante de que si dejo que se vaya a remate será peor pues quedaré ‘muerta’ financieramente porque de ninguna manera me sacarán de las centrales de riesgo", explica Samacá.

EL TIEMPO contactó telefónicamente a la señora Ensueño del Alma Rojas pero ella respondió que prefiere no referirse al tema.

Sandra Acuña, de la firma S.A. Abogados –apoderada de Davivienda– , explica que "la instrucción del banco es no recibir el bien si no está a la entera disposición, es decir si no hay entrega judicial y material". Por su parte, Davivienda le indicó que “los problemas que presenta la señora están relacionados directamente con la arrendataria y el secuestre, asuntos estos que son ajenos al Banco.

“De otra parte, el proceso que adelanta el Banco continúa su curso normal, con la posibilidad de que las partes puedan llegar a un acuerdo antes de que finalice el remate”.

¿HA TENIDO PROBLEMAS CON EL SISTEMA FINANCIERO U OTRAS ENTIDADES POR DEUDAS HIPOTECARIAS? ESCRÍBANOS A ingmor@eltiempo.com.co.

PERO AHÍ NO PARA EL LÍO...

La afectada cuenta que a raíz de la diligencia del secuestre, y viendo ese monto tan alto, solicitó la asesoría de la Asociación de Usuarios del Sistema Upac (Anupac).

“Pagué una cuota de 20.000 pesos para la afiliación y 325.000 para iniciar el estudio del proceso.

"Ellos redactaron unas excepciones, encargaron a una practicante que a los ocho días no estaba en la entidad y se desentendieron del proceso y, como si fuera poco, ahora me llaman a cobrarme otros 325.000 y la 'cuota de manejo' de los meses de supuesta asesoría. Lo único que ellos hicieron fue dejarme en estado de indefensión y la solución que me dan es que me devuelven la plata. ¿Ya para qué si de todas maneras voy a perder mi único patrimonio? no es justo que se aprovechen de la necesidad de la gente", denuncia.

"Ahora estoy buscando apartamento para irme a vivir en arriendo y las aseguradoras me piden constancia de que entregué en dación el inmueble o el paz y salvo del banco y como Davivienda no me lo entrega pues no paso los estudios de las inmobiliarias; es decir, sigo de 'arrimada' en un cuarto con mis dos hijos en la casa de mis padres", concluye Samacá.

Un vocero de Anupac explicó que “la señora Samacá incumplió el contrato de prestación de servicios como quiera que no canceló la cuota inicial completa ni lascuotas de sostenimiento, razón por la cual entendimos su intención de no continuar con el proceso de defensa. Si bien es cierto que cometimos un error al no comunicarle que no seguiríamos contestando, estamos dispuestos a continuar el proceso, previa autorización, sin ningún costo; además de colaborar en la negociación y el lanzamiento”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.