¿Así educaba Bolívar?

¿Así educaba Bolívar?

Al comenzar el año escolar venezolano, el presidente Hugo Chávez dedicó un largo discurso al Sistema Educativo Bolivariano (SEB), en el que su gobierno viene trabajando desde hace unos años. Se trata, según la coordinadora de la Comisión Académica Bolivariana Estatal, de “desarrollar al ser social” y eliminar en los jóvenes “esas ideas capitalistas que tanto daño le han hecho a nuestro pueblo”.

22 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Si alguien queda inquieto por estas declaraciones, es posible aumentar su inquietud hasta volverla preocupación con solo decirle que la nueva orientación de los estudios conduce a convertir en protagonistas de la historia venezolana a los caciques indígenas y los “líderes afrodescendientes”, en desquite por los muchos siglos en que el hombre blanco europeo ocupó los más prominentes renglones. Y aún es posible convertir la preocupación en verdadera angustia cuando sepa que, entre los “pensadores políticos latinoamericanos importantes” que estudiarán los alumnos de la Escuela Latinoamericana de Medicina figura Manuel Marulanda, ‘Tirofijo’, el jefe de las Farc.

No conviene, sin embargo, asustarse más de lo necesario por la impertinente retórica que rodea al SEB. Varios de sus críticos señalan que el origen de la reforma educativa venezolana es la que se propuso en Cuba hace medio siglo, pero su raíz es anterior. En el pensamiento del Libertador siempre estuvo presente la importancia de la educación, como ocurrió con casi todos los líderes decimonónicos familiarizados con la Ilustración europea. De hecho, una de las personas que más influyeron en Bolívar fue Simón Rodríguez (1769-1854), también conocido como Simón Robinson, brillante filósofo y educador venezolano. Varias de las recomendaciones formuladas por Robinson y acogidas por Bolívar para la formación de los niños reaparecen en los planes de Chávez. El preceptor hablaba de que “la América española es original, y originales han de ser sus instituciones”. Con un poco de libertad, se trasladó esta reflexión a la modificación del elenco de personajes históricos. También se refería don Simón a la importancia de las escuelas-talleres, la primera de las cuales la fundó Rodríguez en Colombia.

Es posible reconocer este modelo en las actuales “escuelas bolivarianas”, que enseñan a trabajar y convivir con la naturaleza y la comunidad. ¿Cómo podría criticarse este sano enfoque? ¿O cómo podría denunciarse la filosofía de un programa que, según Chávez, “no pretende crear un pensamiento único, sino generar uno crítico”? ¿Con qué argumentos oponerse a la instrucción laica, que también defiende el liberalismo en Colombia? ¿Cómo no aplaudir que en ocho años Chávez haya duplicado la inversión en educación? El problema con la SEB, que abarcará paulatinamente a los 8,5 millones de escolares venezolanos, no es tanto el “marco conceptual”, de estirpe en Rousseau, sino su aplicación. Resulta peligroso, para empezar, que el encargado de escribir la letra menuda del pénsum sea un gobierno tan ideologizado. En este punto le falló el bolivarianismo a Chávez. El discurso del Libertador ante el Congreso de Angostura, el 19 de febrero de 1819, confiere tal trascendencia a la “educación popular”, que propone desprenderla del Ejecutivo y ponerla en manos de una “cuarta potestad”, independiente de los demás poderes. “Constituyamos este Areópago –añadió el Libertador en referencia al máximo tribunal griego– para que vele sobre la educación de los niños”.

Una de las críticas al SEB es que desdeña todo acuerdo social y acoge mansamente los autoritarios dictados chavistas. El Presidente venezolano bien podría inspirarse en Bolívar para crear una instancia independiente que decida los casos de abuso o rebeldía y procurar en torno a la reforma –que tiene muchos aspectos positivos– un consenso social del que hoy carece.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.